+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sánchez señala que si "mentir" inhabilita Rajoy debería dar un paso atrás

"Quienes impulsaron la DUI resulta que ahora no son independentistas", dice el líder socialista

 

Pedro Sánchez, el pasado 5 de noviembre en Zaragoza. - / PERIODICO (EFE / JAVIER BELVER)

EL PERIÓDICO
14/11/2017

Pedro Sánchez ha comenzado a marcar distancias con Mariano Rajoy, recuperando el discurso que le llevó el mayo pasado a volver al liderazgo socialista frente a Susana Díaz. Tras una etapa en la que el secretario general del PSOE ha subrayado su apoyo al Gobierno frente al desafío independentista, votando a favor de la puesta en marcha del artículo 155 de la Constitución en Catalunya, Sánchez resalta ahora las enormes diferencias que le separan del PP en lo social, lo económico y lo territorial, entre otras materias. El líder de la oposición ha argumentado este martes que si “mentir” es un motivo para quedar inhabilitado políticamente, como había dicho poco antes Rajoy en referencia a Carles Puigdemont, el presidente del Gobierno debería dar un marcho atrás.

Puigdemont señaló el pasado lunes en una entrevista con el diario belga ‘Le Soir’ que “otra solución que no sea la independencia es posible”. Para Rajoy, esta declaración, junto a otras de dirigentes independentistas como Carme Forcadell, implica que el dirigente del PDECat, al igual que el hoy preso Oriol Junqueras, está “inhabilitado políticamente”, según ha señalado en Cope.

“Eso tendría que aplícaselo en primera persona es el presidente del Gobierno”, ha explicado Sánchez durante una entrevista en Cuatro, citando sus mensajes incumplidos sobre las subidas de impuestos y lucha contra la corrupción. “Vincular la inhabilitación de un político a una mentira, en boca de Mariano Rajoy, es cuando menos sarcástico”, ha insistido.

Aun así, el líder socialista ha dejado claro que mantiene su apoyo al 155 (“era la única respuesta posible una vez declarada la DUI para desbloquear la situación y convocar elecciones”, ha dicho) y ha cargado contra Puigdemont y otros representantes del secesionismo. “Es evidente que han mentido. Quienes impulsaron la DUI, resulta que no son independentistas”, ha dicho.

La solución será "política", no "penal"
Ya en plena precampaña para las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre, sobre las que no ha querido abogar por ningún pacto con otras formaciones más allá de insistir en que el PSC no sellará alianzas con quienes quieren “romper”, Sánchez también ha defendido que la “solución” a esta crisis no será “penal”, sino “política”, a través de la “reforma del sistema autonómico”. Esa es otra de las grandes diferencias con Rajoy. Mientras él lleva años abogando por cambiar la Constitución en un sentido federal, el presidente del Gobierno “ha utilizado la confrontación territorial para tapar otras vergüenzas que tienen que ver con la corrupción”.

El líder socialista, por último, ha cargado contra Ada Colau, tras la ruptura del pacto en Barcelona, por haber “antepuesto intereses que no tienen nada que ver con los barceloneses” al “comprar argumentos del bloque independentista”. Y también, de forma muy breve, contra Ciudadanos, cuyo duro discurso en la crisis en Catalunya está provocando que despegue en las encuestas. “Ciudadanos es el Vox de la política española”, ha concluido.