+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Hamilton gana con una mano el GP de Francia

El campeón y su nuevo motor Mercedes, que arrancaron en la 'pole', recuperan el liderato tras una mala salida de Vettel (Ferrari) Sainz, que realizó una gran salida y llegó a ser tercero, acabó 8º, mientras que Alonso, siempre con problemas, concluyó el último del GP

 

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) abraza a uno de sus mecánicos tras arrasar en el GP de Francia. - AP / CLAUDE PARIS

MIGUEL MARTÍNEZ
24/06/2018

Casi todo ocurrió en la primera curva, todo se decidió cuando Sebastian Vettel (Ferrari) se tocó con Valtteri Bottas (Mercedes) y ambos enfilaron el camino del box a reparar sus daños. Con los dos enemigos más peligrosos en la cola del pelotón, Lewis Hamiton (Mercedes) se anotó una plácida victoria entre bostezos, sin tener que apurar en ningún momento el nuevo motor Mercedes que ha supuesto una sensible mejora de potencia. La victoria en el circuito Paul Ricard, en el regreso del GP de Francia diez años después, añade una nueva marca al palmarés del británico: es el único piloto que ha sido capaz de  ganar en todos los circuitos que ha corrido.

Vettel se llevó a Bottas en la primera curva. El finlandés pinchó la rueda trasera, y el alemán destrozó su alerón delantero, aunque antes de llegar boxes también se tocó con Romain Grosjean. Y al regreso del box, cuando remontaba desde la última posición, aún tuvo tiempo de echar de la pista a Fernando Alonso. “Me he tocado con Vettel, Espero que tenga daños porque ha hecho un movimiento estúpido”, gritó por la radio el asturiano.

Las lamentaciones de Alonso
El asturiano había parado en boxes aprovechando el coche de seguridad que el director de carrera sacó a pista mientras limpiaban los trozos de coche de Vettel. Fue un intento desesperado de McLaren por inventarse una estrategia con la que ir a la contra. Pero cuando el coche es lento, —y el McLaren es ahora mismo el coche más lento la parrilla—, no hay nada que hacer. “No tengo neumáticos, no tengo frenos, estamos fuera de los puntos”, se lamentaba Alonso que acabó retirándose  con la suspensión dañada.

McLaren había comenzado el año peleando por ser el cuarto equipo junto a Haas y Renault, ahora lucha por no ser el peor junto a Williams y Sauber. Dicen en McLaren que se debe a unos problemas de correlación en el túnel de viento de Colonia. Suena a disculpa. Con el mismo motor, Red Bull peleó las posiciones de podio, con Max Verstappen, segundo, y Daniel Ricciardo, cuarto. Con el mismo motor, Carlos Sainz llegó a rodar tercero, aprovechando los toques de los coches que iban por delante. Cuando todo se regularizó cuando Vettel y Bottas completaron las remontada, Sainz defendía la sexta posición en casa de Renault, pero el motor Renault del madrileño comenzó a perder potencia. Aún así pudo cruzar la meta octavo, por delante de su compañero Niko Hulkenberg, en una fenomenal actuación del madrileño.

Hamilton, otra vez lider
Vettel remontó hasta la quinta posición, pero no borró la sensación de que vuelve a tirar puntos por la ventana fundamentales en la lucha por el título. El año pasado perdió el campeonato en un estúpido accidente en Singapur, y en esta ocasión dos toques, un incidente con Alonso y una sanción de cinco segundos, le dejaron en la quinta posición que le aleja del liderato de Hamilton, al que se había acercado a un solo punto. “Ahí, es donde quiero estar, al frente del Mundial”, resume Hamilton, “eternamente agradecido a este equipo que pone un coche excepcional en mis manos”, resumió Hamilton.