+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GP DE INGLATERRA DE F1

Red Bull quiere sustituir a Ricciardo por Sainz en 2019

Los Mercedes dominan las sesiones de libres en Silverstone y los pilotos españoles luchará por entrar en los puntos

 

Carlos Sainz, en el 'paddock' de Silverstone, listo para el GP de Gran Bretaña - PETER FOX

MIGUEL MARTÍNEZ
14/07/2017

Algunos futbolistas, no todos, pero sí muchas estrellas, firman un contrato con un club. Y después, si les van bien las cosas, exigen mejoras en ese contrato antes de su finalización. Y esos mismos, si hay una gran oferta de otro club, fuerzan su marcha antes de tiempo… No, no es el caso de la Fórmula 1, y mucho menos en el universo Red Bull.

El imperio de la bebida energética forma pilotos como ninguna otra estructura, prácticamente desde el kárting. Red Bull lo paga todo, pero los pilotos son de su propiedad. Cuando entras en Red Bull, les vendes su alma por el sueño de llegar a la F-1. Y eso es lo que pasa con Daniel Ricciardo, con Max Verstappen o con Carlos Sainz. Los grandes equipos les quieren, pero Red Bull no les suelta. Es de lo que se habla esta semana en el 'paddock' de Slverstone, donde los Mercedes dominaron las dos sesiones, y donde Carlos Sainz y Fernando Alonso lucharán por entrar en los puntos después de unos esperanzadores libres.

FORMACIÓN MODÉLICA
A 20 minutos en coche del Circuito de Silverstone se encuentra la insulsa población de Milton Keynes, un lugar donde es casi imposible diferenciar la iglesia, el centro comercial, la estación de tren, los hoteles, las viviendas. Tampoco es fácil identificar la sede de Red Bull, el cuartel general del equipo que deslumbró en la primera parte de esta década con cuatro títulos consecutivos y que ha logrado poner en marcha el mejor programa de formación de pilotos.

De ese programa se salió en su día Dani Juncadella, ese fue el programa que llevó a Jaime Alguersuari del kart a la F-1, y ese es el mismo programa que se fijó en Carlos Sainz para conducir su carrera desde el kárting a la Fórmula 1. El madrileño escucha elogios de Ferrari y Mercedes, mientras echa un vistazo a la propuesta de Renault, todo para el 2018, pero sabe que su futuro está en manos de Red Bull, es un piloto de su propiedad.

Hay que ganar cuatro títulos para que te dejen ir como a Sebastian Vettel —no le pagaron su formación— o esperar a que se acabe el contrato de cinco años como sucederá a Daniel Ricciardo a finales de 2018.

UNA INVERSIÓN ALTA
“Solo tenemos dos asientos (en el primer equipo de Red Bull) y ya tenemos dos grandes pilotos (para 2018). Carlos Sainz está haciendo, obviamente, un buen trabajo y es atractivo para el mercado de fichajes, pero hemos invertido en él desde que tenía 16 años a través de la Fórmula BMW, Fórmula Renault, F3, GP3, World Series y luego tuvo su oportunidad en Toro Rosso y no todos esos años fueron estelares por su parte", aseguró Christian Horner en el paddock Silverstone a ¿motorsport.com”.

“Firmó un contrato de cinco años cuando se le dio la oportunidad de subir a un F1. Por lo que es obvio que habiendo nutrido e invertido en un talento, no quieres dejarlo ir. Tiene un valor. No sabemos cómo será la vida después de 2018. Tendremos a un piloto que estará sin contrato, por lo que es natural desde un punto de vista de salvaguardar tus opciones como equipo, a no ser que haya un gran incentivo en liberarlo, pero sin eso no vas a dejar ir a un piloto en el que has invertido muchísimo", deja claro el británico.

CON TORO ROSSO
O lo que es lo mismo. Daniel Ricciardo se irá a finales de la próxima temporada —probablemente a Ferrari— y Red Bull quiere asegurarse poder contar con Carlos Sainz en su estructura para sustituirle. Por eso el próximo año pilotará de nuevo para Toro Rosso, donde este año suma 25 puntos más que Daniil Kvyat, su compañero de equipo y su mejor comparación dado que cuentan con el mismo material cada fin de semana.

"Sí, si es lo que tengo que hacer, sí. Por supuesto, quiero hacerlo y pero prefiero verlo de manera positiva”, explica Sainz en el 'paddock' de Silverstone.  “Creo que es genial que tus jefes sigan confiando en ti por cuarto año. Será la primera vez en la historia que un piloto haga un cuarto año en Toro Rosso y tener mi renovación en junio/julio es que estoy haciendo un buen trabajo, porque no suele pasar. Debo estar muy contento con ello. El año que viene tendré más experiencia y estaré aún más preparado para dar el siguiente paso”. Lo siguiente para Sainz será luchar por victoria con un Red Bull en 2019.