+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Guerra a los acosadores en ‘Vogue’

3 La revista suspende la relación con los fotógrafos Mario Testino y Bruce Weber

 

Anna Wintour y Mario Testino, en la Fashion Week 2017 de Nueva York. - GETY / DIMITRIOS kAMBOURIS

EL PERIÓDICO MADRID
16/01/2018

Anna Wintour, editora de la edición estadounidense Vogue y directora artística de Condé Nast, ha anunciado a través de un comunicado la decisión de la compañía de suspender la relación con los fotógrafos de moda Mario Testino y Bruce Weber hasta que se aclaren las acusaciones de acoso sexual y abuso de poder que pesan sobre ellos. Testino, de 63 años y de origen peruano, es el retratista oficial de numerosas celebridades, así como de miembros de la realeza británica, y Weber, de 71 años, es el autor de sonadas campañas de Calvin Klein y Abercrombie & Fitch, fueron acusados el sábado en una información exclusiva de The New York Times de conductas inapropiadas por más de una veintena de modelos.

En lo que se refiere a Weber, no es la primera acusación. A principios de diciembre del año pasado, ya había sido demandado por agresión sexual por el modelo Jason Boyce. En esta ocasión, 15 modelos masculinos actuales y anteriores que trabajaron con Bruce Weber describieron al citado diario una serie de comportamientos en los que se les exigía desnudez innecesaria y comportamientos sexuales coercitivos, a menudo durante las sesiones de fotos. Los testimonios recuerdan, con notable consistencia, según el diario, sesiones privadas con Weber en las que supuestamente les pidió que se desvistieran y les guio a través de ejercicios de respiración.

«Hoy, se han hecho acusaciones contra Bruce Weber y Mario Testino, historias que han sido difíciles de escuchar y desgarradoras de afrontar. Ambos son amigos personales que han realizado contribuciones extraordinarias a Vogue y muchos otros títulos de Condé Nast durante años, y ambos han emitido objeciones o negaciones sobre lo publicado. Creo firmemente en el valor del remordimiento y el perdón, pero tomo las acusaciones muy en serio, y en Condé Nast hemos decidido suspender nuestra colaboración con ambos fotógrafos a la espera de que se aclaren los hechos pronto», escribió Wintour en su mensaje, publicado en la edición web de Vogue.

«Nos ponemos de pie con las víctimas de abuso y malas conductas, pero también tomamos el espejo para mirarnos a nosotros mismos y preguntarnos si estamos haciendo todo lo que podemos para proteger a aquellos que trabajan con nosotros para que hechos inaceptables no pasen delante de nuestros ojos», añadió la mediática editora.

Los abogados de ambos han recibido las acusaciones con sorpresa. «Estoy completamente conmocionado y entristecido por las escandalosas afirmaciones que se han hecho en mi contra, algo que niego rotundamente», afirmó Weber a través de su abogado.

Por su parte, Lavely & Singer, la firma de letrados que representa a Testino, discutió la credibilidad de las supuestas víctimas del acoso y también aseguró que había hablado con varios exempleados que se habían «sorprendido de esas acusaciones» y que «no podían confirmar las reivindicaciones».

Según New York Times, quienes se sintieron en una situación de atención no deseada sintieron que la elección era clara: consentir y ser recompensados con el trabajo de campaña publicitaria lucrativa, o rechazarlo y destruir una carrera. Muchos se han negado a hablar públicamente, aunque otros se han dejado retratar y fotografiar y han puesto voz a las distintas denuncias.