+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CERTIFICADO POR LA CASA REAL

El Mercedes-Benz blindado del rey Juan Carlos I, vendido por 39.500 euros

El vehículo cuenta con 160.000 kilómetros y está completamente blindado

 

El Mercedes-Benz blindado del rey Juan Carlos I, vendido por 39.500 euros - CATAWIKI

EL PERIÓDICO
12/09/2017

El portal de subastas online Catawiki ha cerrado la subasta del Mercedes-Benz 450 SEL blindado que utilizó el rey Juan Carlos I durante los primeros años de la monarquía en España y ha sido adjudicado a un madrileño que ha pagado 39.500 euros por él. Según ha explicado la compañía en un comunicado, este coche fue uno de los primeros vehículos utilizados por los monarcas para acudir a sus actos y visitas oficiales por todo el país durante los últimos años de la década de los años 70 y su autenticidad ha sido certificada por la Casa Real.

El vehículo cuenta con 160.000 kilómetros y está completamente blindado, lo que hace que el coche pese 2.230 kilogramos, un peso "considerable" para la carrocería de un coche como éste pero que es capaz de soportarlo gracias a la suspensión hidráulica que le fue incorporada.

Además, está equipado con el motor más grande en un automóvil de producción no estadounidense después de la Segunda Guerra Mundial, que tiene ocho cilindros, 6.900 centímetros cúbicos y entrega una potencia de 225 CV. Este motor confiere al vehículo una capacidad de alcanzar los 210 km/h y tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos.

El director general de Catawiki en España y Portugal, Alejandro Sánchez, ha señalado que "la subasta de este coche ha despertado muchísimo interés sobre todo dentro del mundo del coleccionismo de coches, pues muchos comprendieron que ésta era una ocasión única para hacerse con una verdadera joya". Conserva detalles originales, como el techo corredero sobre las plazas traseras a través del cual se asomaban los monarcas para saludar a la población, así como la sirena acústica, las banderas y los portabandera.

Durante los primeros años de circulación no fue matriculado y en su lugar llevaba las placas con el símbolo de la corona y ha sido recientemente cuando ha sido matriculado como vehículo histórico de España.