+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Javier Lucientes: "El mosquito tigre se reproduce en neumáticos"

Investigador y profesor de Parasitología y Enfermedades Parasitarias de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. El profesor Lucientes dirige el proyecto de investigación Aedes Norte Sur. Este se centra en el estudio del mosqui

 

MARIO GRACIAMARIO GRACIA 28/01/2010

--¿Por qué el mosquito tigre, originario de zonas tropicales y subtropicales, se está extendiendo a Europa y Norteamérica?
--Tiene una enorme capacidad de adaptación a diferentes ambientes. Originariamente, es un mosquito arborícora que procede de Asia, pero que ha desarrollado la capacidad reproducirse en los neumáticos. Gracias su capacidad de adaptación, ha logrado extenderse por prácticamente todo el mundo.

Creemos que a España llegó metido en los coches y los camiones. En el caso de Estados Unidos, además, se sabe que entró a través de la importación del bambú de la suerte, ya que estas plantas van metidas en agua, donde el mosquito pone sus huevos. Ahora hay controles para evitarlo. En lugar de ir metidos en agua, estos bambúes se importan metidos en un gel que mantiene la humedad pero en el que no pueden criar los mosquitos.

--¿Qué enfermedades provoca la picadura de los mosquitos aedes?
--Este mosquito puede transmitir una gran variedad de parásitos pero, sobre todo, varias enfermedades víricas que pueden llegar a ser graves, como pueden ser el dengue, la fiebre amarilla, en plena expasión en América Latina, el chikungunya, la enfermedad del oeste del Nilo...

--¿Por qué la picadura de un mismo mosquito puede provocar consecuencias más graves en los países del sur que aquí?
--El género aedes incluye varios tipos de mosquito, entre ellos el aedes albopictus o mosquito tigre, y el aedes aegypti, que es mucho más peligroso, ya que tiene la capacidad de criar hasta en las casas, en cualquier florero o maceta, por ejemplo, y por eso puede transmitir las enfermedades con mucha más facilidad. Y luego está también el tema de los servicios sanitarios en muchos países del sur, que son bastante deficitarios. Si a esto se le suma la mala nutrición, que hace que las defensas estén más bajas, todo esto puede explicar que las consecuencias de las mismas enfermedades puedan ser más graves en el sur que en el norte.

--Como ejemplo, está el caso de lo que ocurrió en Milán.
--Sí. Un ejemplo muy claro de lo que estoy diciendo es lo que ocurrió ahí el año pasado. El chikungunya, nombre africano de una enfermedad vírica que transmite este mosquito, dejó en Italia unos 500 afectados. Se sabe que la enfermedad la trajo un viajero desde la India, donde, más o menos a la vez, afectó a entre 200.000 y 300.000 personas.

--Entonces, ¿existe la posibilidad de que este mosquito pueda llegar a afectar a gran escala, en un futuro cercano, a los habitantes de la Europa mediterránea?
--Sí, desde luego, el mosquito está en plena expansión a pesar de los esfuerzos por controlarlo. No solo por el Mediterráneo, sino que ha llegado ya también hasta Suiza y Alemania.

--¿En qué consiste el proyecto de investigación Aedes Norte Sur?
--El proyecto se centra en la prevención para que este mosquito no llegue a ser un problema también en España y en los países del norte, y para tratar de evitarlo en los países más pobres del sur. En estos momentos trabajamos tres equipos. El primero está liderado por Pilar Mateo, que tiene patentada una molécula que es una microcápsula capaz de contener un insecticida. Pilar lo aplicó a la pintura Inesfly, capaz de combatir con éxito el mal de chagas, enfermedad mortal asociada a la pobreza y transmitida por un insecto muy común en América Latina.

Pilar fue quien propuso aplicar esta molécula a acabar con los mosquitos, y coincidió con nosotros, que llevamos años trabajando con ellos. Los trabajos de estudio los vamos a desarrollar en una primera fase por medio de bioensayos en laboratorio. Los resultados los confrontarán nuestros colegas bolivianos del Centro Nacional de Medicina Tropical con pruebas sobre el terreno, para trasladar nuestra experiencia a gran escala.

--¿Quiénes respaldan el proyecto?
--Es una realidad gracias a la Diputación General de Aragón. Desde el primer momento hemos contado con el apoyo de la consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad y de su departamento, que se ilusionaron por el proyecto. Y gracias también a la Obra Social de Ibercaja.