El Periódico de Aragón | Lunes, 24 de julio de 2017

INVESTIGACIÓN SANITARIA

Financiación de récord para buscar una cura del cáncer en Zaragoza

El proyecto ‘Cadence’ pretende utilizar catalizadores para intoxicar las células tumorales. El Consejo Europeo de Investigación dota con 2,5 millones de euros a la institución pública

SONIA AIBAR 20/04/2017

La Universidad de Zaragoza ha obtenido el proyecto mejor financiado de su historia hasta el momento, con casi 2,5 millones de euros, para investigar una posible cura contra el cáncer. El programa Cadence trata de ahondar en un tratamiento que utilizará la catálisis para destruir el tumor desde su interior.

Jesús Santamaría, catedrático de Ingeniería Química del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), ha recibido su segunda ayuda concedida por el Consejo Europeo de Investigación (ERC). En este caso se trata de una Advanced Grant, una subvención otorgada a científicos que tengan, como mínimo, diez años de trayectoria profesional con reconocido prestigio.

El método que propone Cadence consiste en introducir, en el paciente, células madre con un catalizador en su interior, lo que Santamaría definió como «una partícula metálica recubierta de un óxido para facilitar una reacción o cambiar el resultado de tal reacción». En el momento en el que se introdujeran en el organismo, las células madre actuarían de vehículo para llegar hasta el tumor.

Las células cancerígenas se extienden a través de la sangre, al crear capilares ocupando cada vez más espacio. Santamaría explicó que las partículas del tumor originan conductos «más rápido de lo normal, lo que provoca que la estructura no sea tan buena y tenga agujeros». Los expertos aprovecharían esta condición para crear catalizadores más pequeños que dichos «agujeros» y puedan introducirse en el interior. En ese momento, «los catalizadores, activados por rayos infrarrojos, destruirían moléculas útiles para el tumor y generarían productos tóxicos dentro del mismo», aclaró Santamaría.

cONCURSO PÚBLICo / La dotación económica permitirá aumentar el equipo de cuatro, los que iniciaron el proyecto, a once investigadores, mediante un concurso público, que se abrirá en junio. Se llevarán a cabo las pruebas con catalizadores, estudios in vitro, cultivos 3D y estudios con ratones y ratas de laboratorio.

Santamaría ha remarcado la dificultad con la que se encuentra en este tipo de investigaciones aunque ya ha dejado claro que esto «es solo una prueba de concepto y no se podrá aplicar en pacientes hasta dentro de una década, como mínimo».

En Europa, una de cada cuatro personas muere de cáncer. Expertos han investigado métodos como la quimioterapia, radioterapia, cirugía, mundoterapia, terapia de alta precisión o tratamientos hormonales hasta ahora. Sin embargo, a Santamaría, al estar rodeado de catalizadores, le llamaba la atención que «todavía no se hubieran probado para esto». El científico explicó que este proyecto ha resistido a «siete evaluaciones de siete científicos independientes y uno nos dijo que no sabía si iba a funcionar porque no se había probado nunca. La única forma de comprobarlo es arriesgándonos».