El Periódico de Aragón | Domingo, 26 de marzo de 2017

Sodeto

Pueblos de colonización

La localidad estrenó ayer un centro de interpretación sobre la experiencia de miles de familias que dejaron sus casas para fundar nuevos hogares.

VIRGINIA SARMIENTO VIRGINIA SARMIENTO 27/11/2005

Ha pasado más de medio siglo, pero los hijos de los primeros colonos se niegan a olvidar lo que supuso para sus progenitores iniciar una nueva vida lejos de su lugar de origen. "Admiro su valentía, emprender una vida dedicada a la agricultura y la ganadería fue toda una aventura y esa historia reciente no se puede perder", comenta Rosa Pons, hija de colonos.

Ella llegó a Sodeto, en el término de Alberuela de Tubo, cuando tan solo tenía cuatro años. Actualmente es su alcaldesa y ha presenciado la inauguración del único centro de interpretación de la colonización agraria de España.

En Aragón se crearon más de 30 pueblos y se construyeron 4.000 viviendas en los años 50 y 60. El proceso de colonización se produjo en toda España, pero especialmente en Aragón (en Bardenas y Monegros), Extremadura y Andalucía. La alcaldesa de Sodeto, conocedora de todo este proceso de creación, señaló que "esa primera generación de colonos se estaba perdiendo con el tiempo, y con ella todo su patrimonio cultural e histórico, porque no se había recogido en ningún sitio", así que decidieron hacer algo al respecto y comenzar a investigar sobre el asunto.

Desde entonces han pasado cuatro años y medio entre el duro trabajo de recopilación histórica, desde 1939 a 1975, y la construcción del nuevo edificio en el que se alojará la muestra. Todo un proyecto de investigación, encabezado por el profesor Cristóbal Gómez, que ha dado lugar al equipamento del centro de colonización.

La inauguración fue presidida ayer por la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, en el marco de unas jornadas que llevan por título Los pueblos de colonización: con la mirada en el futuro . Y es que, muchos de estos lugares poco tienen ya que ver con lo que fueron en un principio. Por esta razón, Rosa Pons aseguró que "hay que buscar nuevos empleos y alternativas al trabajo tradicional que se da, básicamente, en el campo. Se trata de una mirada al futuro con optimismo".

El centro, que ha puesto una inversión de unos 480.000 euros, cuenta con varias salas de exposiciones y para proyección de fotos antiguas.