+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EXTRAÑO CASO

Canadá retira a los familiares de sus diplomáticos en Cuba por una misteriosa enfermedad

Funcionarios canadienses y estadounidenses destinados en La Habana han sufrido en los últimos meses una serie de lesiones cerebrales cuyo origen todavía se desconoce

 

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante una charla en la Universidad de La Habana en el 2016. - ENRIQUE DE LA OSA (AFP)

EL PERIÓDICO
17/04/2018

Canadá ha anunciado este lunes que retirará a todos los familiares de sus diplomáticos destinados en Cuba debido a las misteriosas lesiones cerebrales que han sufrido en los últimos meses al menos 10 canadienses que residían en La Habana. Las autoridades del país norteamericano han comunicado la decisión de designar su embajada en Cuba como "puesto no acompañado", lo que significa que las familias no podrán estar con los diplomáticos. 

Canadá ha señalado que no se han producido nuevos incidentes desde principios de otoño del 2017, cuando se conoció que varios diplomáticos estadounidenses y canadienses en el país caribeño estaban experimentando diferentes problemas de salud y se especuló con la posibilidad de que hubieran sido atacados con un sofisticado aparato que operaría fuera del espectro audible.

El lunes, sin embargo, las autoridades canadienses anunciaron que la teoría del ataque acústico ha sido descartada tras las investigaciones, aunque los funcionarios de Canadá en Cuba han seguido presentando síntomas que incluyen dolores de cabeza, mareos o falta de capacidad de concentración y por ello se ha decidido retirar a los familiares. 

CAUSA DE ORIGEN HUMANO

Según los resultados de las investigaciones realizadas por especialistas médicos, tanto de Canadá como de EEUU, las personas afectadas tendrían "un nuevo tipo de posible lesión cerebral adquirida" cuya causa "sigue siendo desconocida, pero podría ser de origen humano" han explicado los portavoces canadienses. Lo que la investigación ha desestimado por completo, tras analizar el aire y el agua en las residencias diplomáticas en La Habana, es que la causa sea medioambiental. 

Ottawa ha añadido que las autoridades cubanas han cooperado de forma estrecha en todo momento con Canadá y que la relación entre los dos países ha sido "positiva y constructiva". "No hay pruebas que sugieran que los canadienses en Cuba corran riesgo" han concluido las autoridades del país norteamericano. 

A diferencia de Canadá, que ha mantenido los mismos niveles de personal diplomático en Cuba antes y después de la aparición de los síntomas, Washington ha reducido el personal de su embajada en La Habana a consecuencia de estos extraños incidentes.