+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El presidente boliviano apuesta por impulsar el diálogo para resolver las diferencias sobre la estatización de los hidrocarburos

Morales se reúne con Zapatero y acepta negociar una salida a la crisis por la nacionalización

 

AGENCIASAGENCIAS 12/05/2006

Viena. -- El Gobierno considera que la reunión mantenida hoy en Viena por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de Bolivia, Evo Morales, impulsa el diálogo y la negociación entre los dos países como el mejor camino para resolver las diferencias.

Zapatero y Morales se han reunido durante tres cuartos de hora, en el marco de la 4ª Cumbre UE-América Latina y Caribe, para exponer sus puntos de vista sobre las consecuencias del decreto de nacionalización de hidrocarburos en Bolivia.

Al término de esa reunión, fuentes del Ejecutivo español han afirmado que el encuentro ha servido para poner de manifiesto que va a proseguir el diálogo y la negociación entre los dos países.

Respuesta a Moratinos

Respecto a la carta que Evo Morales ha remitido hoy al Gobierno español, en la que agradece su cooperación y acepta la bilateralidad en la negociación con las empresas españolas, las fuentes del Ejecutivo han destacado que "el espíritu del texto es evidente".

El Gobierno ha explicado que la misiva de Morales va dirigida al ministro da Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en contestación a la carta previa que éste le remitió al presidente boliviano.

En ella, Moratinos planteaba que, después del decreto de nacionalización de los hidrocarburos, la negociación que se abre esté fundamentada en una serie de principios como la bilateralidad (que todas las decisiones se tomen de forma conjunta), la discreción, reglas claras y seguridad jurídica.

Además, proponía que cada Gobierno nombrase a una persona para el seguimiento de la negociación. Estos planteamientos han sido aceptados expresamente por Evo Morales en la contestación que hoy ha hecho llegar al Gobierno.