+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS EN UN PAÍS DE LA UE

Rumanía pierde a su segundo primer ministro en menos de siete meses

El socialdemócrata Mihai Tudose abandona el cargo tras perder el apoyo de su propio partido

 

Tudose pronuncia un discurso tras un acuerdo entre General Dynamics y el Ministerio de Defensa rumano, en Bucarest, el 12 de enero. - / EFE / ROBERT GHEMENT

EL PERIÓDICO
15/01/2018

El primer ministro de Rumanía, Mihai Tudose, ha dimitido este lunes después de perder el apoyo de su propio partido, el socialdemócrata PSD. Los dirigentes de la formación le han retirado de forma mayoritaria este apoyo, lo que le convierte en el segundo 'premier' en ser derrocado por su propio partido en menos de siete meses.

"La votación ha sido abrumadora, para despedir al primer ministro Tudose", ha explicado a Reuters por teléfono un miembro del PSD. "Tudose ha dimitido", ha confirmado otro dirigente del partido. El alto cargo del PSD Paul Stanescu será nombrado 'premier' interino, han señalado fuentes del partido.

La defenestración de Tudose se ha producido tras un nuevo conflicto con Liviu Dragnea, líder de la formación gobernante.

Última crisis de confianza
Las relaciones entre ambos políticos volvieron a degradarse hace unos días después de que Tudose pidiera -sin éxito- la dimisión de su ministra de Interior, Carmen Dan, tras el arresto de un policía acusado de pedofilia y cuyas acciones parecen haberse ocultado por sus superiores durante años.

Muy cercana a Dragnea, Dan ignoró la petición del primer ministro, quien le acusa de haberle mentido en sus explicaciones sobre un caso que ha conmocionado a toda Rumanía.

Unos 30 líderes de las organizaciones locales del PSD habían firmado una carta en la que pedían que se cerrara el conflicto entre Dragnea y Tudose con la dimisión del primer ministro, según había informado este lunes la prensa rumana.

Remodelación polémica
El dimisionario primer ministro impuso hace tres meses una remodelación de su Gabinete en contra de la voluntad de Dragnea, el hombre fuerte del partido.

El presidente de los socialdemócratas rumanos no puede ser primer ministro por estar cumpliendo una condena condicional de dos años de cárcel por fraude electoral.

Además, es investigado por otros casos de corrupción por malversación de fondos europeos, lo que tumbó en junio al Gobierno encabezado por su correligionario Sorin Grindreaunu.