+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

María Martínez, una poetisa en la madurez

MARÍA MARTÍNEZ ESCRIBE CON EL CORAZÓN

 

María Martínez aprendió a leer y escribir con 60 años en el aula de adultos. - Foto:SILVIA ALCALÁ

SILVIA ALCALÁcronicas@aragon.elperiodico.com
05/05/2015

Algunas personas nunca dejan de sorprenderme. Conozco a María Martínez desde niña y hace tiempo que descubrí su faceta más característica y alegre, la de artista. Sonrío al recordar los originales disfraces que ha lucido durante los concursos organizados con ocasión de las fiestas de Moyuela y sé de su pasión por la escritura, pues cada año nos deja alguna sencilla poesía en nuestro libro de festejos. Pero María tiene mucho más que contar.

Aunque nació en Plenas, hace 83 años, confiesa que se siente moyuelina de adopción, no obstante, vive en esta localidad desde que se casó con Joaquín en 1957. Me cuenta que fue poco a la escuela, como muchas mujeres de su generación, especialmente campesinas y de origen humilde, pues siendo la segunda de cinco hermanos debía ayudar en casa, marchando muy joven a servir a Zaragoza.

Sin embargo, recuerda con emoción el único regalo que recibió el día de su primera comunión: un bolso de cartón para ir al colegio. "Me hizo mucha ilusión, aunque me duró poco porque al llover se estropeó. Mi madre, Timotea, me confeccionó otra bonita cartera con tela de saco a la que bordó mi nombre y, de nuevo, comencé a sonreír".

Nunca tuvo oportunidad de leer a Galdós ni a Machado. Para ella las letras sólo eran prácticamente garabatos sin significado, hasta que, andando el tiempo, ya con 60 años cumplidos, se inscribió en las clases para adultos que ofrecía la Comarca Campo de Belchite y con admirable tesón, aprendió a leer y a escribir. Sólo esto le faltaba para que la única riqueza que reconoce haber tenido, su imaginación, comenzase a volar con ligereza por el papel, hasta contar, a día de hoy, con decenas de sentidos versos, que reflejan el alma de su memoria, su infancia, sus tristezas y sus anhelos.

"El limonero lánguido suspende una pálida rama polvorienta sobre el encanto de las fuentes limpias y allá, en el fondo, sueñan los frutos de oro. Es una tarde clara, casi de primavera. Tibia tarde de marzo que el hálito abril lleva. Y estoy sólo, en el patio silencioso, buscando una ilusión cándida y vieja, alguna sombra sobre el blanco muro, algún recuerdo en el pretil de piedra de la fuente dormido o en el aire algún vagar de túnica ligera. En el ambiente de la tarde flota ese aroma de ausencia que dice al alma luminosa, nunca y al corazón, espera". Así es uno de los poemas de María Martínez Bonafonte.

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa, S.L. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).

Depósito Legal: Z-2562-2001.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.es
Periodicidad: bimestral.

Campo de Belchite