+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OTRA LESIÓN EN MOTOGP

Crutchlow se corta un dedo en casa y es duda para el GP de Misano

El piloto de Honda no le dio importancia al incidente hasta que tuvo que ir corriendo a un hospital para que le reconstruyesen un tendón

 

Cal Crutchlow, en lo alto del podio del trazado de Brno. - EFE / FILIP SINGER

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
05/09/2017

Es posible que el piloto británico Cal Crutchlow, uno de los puntales de equipo Honda en el Mundial de MotoGP, siempre entre los mejores en cada gran premio, se añada a la baja del mítico Valentino Rossi en el Gran Premio de San Marino, que se disputa este fin de semana en el popular circuito de Misano. Ahora se ha sabido que, el pasado domingo, el simpático y arrollador Crutchlow sufrió lo que debería de interpretarse con un accidente doméstico al cortarse el tendión del dedo índice izquierda, el que controla el embrague de su Honda RC213V . Crutchlow pensó, en principio, que no era nada y no le dio importancia.

Pero al día siguiente, lunes, y visto que le dolía mucho y apenas podía doblar el dedo en su casa de la Toscana italiana, Crutchlow tuvo que ser ingresado en el Hospital Pistoia, donde fue operado para que le cosieran o reconstruyeran el tendón afectado de su índice izquierdo. Después, el piloto británico viajó hasta Parma, donde fue visitado por un especialista de la mano y por Michele Zasa, responsable de la clínica móvil del Mundial de MotoGP. Los médicos optaron por inmovilizarle la zona de la lesión, a la espera de que el británico pueda tomar parte en la carrera de Misano.

Crutchlow ha agradecido en unas escuetas declaraciones lo bien que le trataron y cuidaron los médicos en los dos hospitales que visitó e informó que, finalmente, “me hicieron una férula para el dedo, con la que espero llegar a Misano y ver si puedo subirme a la moto”. El divertido piloto británico tiene sus dudas que pueda correr, pero va a intentarlo, por supuesto.