+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez-Lorenzo, la bomba de Honda para 2019-2020

La marca japonesa anuncia, tras 18 años de estrecha colaboración, que Pedrosa no continuará en su equipo el próximo año tras 13 años intentando ser campeón. La futura tercera Yamaha oficial del equipo Petronas de MotoGP, destinada en principio a Lorenzo, podría ser la moto ideal para el piloto de Castellar del Vallés

 

Jorge Lorenzo (Ducati) celebra, eufórico, en el podio de Mugello su primer triunfo de la temporada. - AFP / TIZIANA FABI

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
05/06/2018

El Mundial de MotoGP, que el domingo, gracias al error cometido por Marc Márquez (Honda), su campeón más flamante, ha recuperado el interés que había perdido tras la conquista de las tres victorias consecutivas del piloto de Cervera (Austin, Jerez y Le Mans), desvelará, la próxima semana, en Montmeló, sede del Gran Premio de Cataluña, cómo será la parrilla de las dos próximas temporadas (2019-2020).

El mayor golpe de efecto, pese a las críticas recibidas por haber perdido la posibilidad de hacerse con los servicios de Johann Zarco, la revelación de MotoGP, y/o el joven mallorquín Joan Mir, la protagonizará el equipo Repsol Honda, que ayer anunció que no renovaría, tras 18 años de relación ininterrumpida, a Dani Pedrosa. Según ha revelado hoy ‘La Gazzetta dello Sport’, el tricampeón mallorquín Jorge Lorenzo será el futuro compañero de Márquez. La operación, que aún no es oficial, ha sido plenamente confirmada a ‘El Periódico’ por fuentes próximas a todos los implicados.

PEDROSA, CANDIDATO A LA TERCERA YAMAHA

Todo parece indicar, por otra parte, que Pedrosa tendría refugio, si lo quisiera, en el nuevo equipo que Yamaha y la petrolera malaya Petronas está preparando para la próxima temporada de la mano de Razlan Razali, máximo responsable del circuito de Sepang (Malasia), con estructuras ya en Moto3 y Moto2. Pedrosa tendría como compañero de equipo al italiano Franco Morbidelli. La otra doble operación que falta por oficializarse y que, tal vez, también vea la luz en Montmeló, es el fichaje del mallorquín Joan Mir, de 20 años, por Suzuki MotoGP y la salida de su estrella, Andrea Iannone, hacia Aprilia.

La parrilla 2019-2020 de los equipos oficiales quedaría así: Repsol Honda (Márquez-Lorenzo), Honda-LCR (Crutchlow), Movistar Yamaha (Rossi-Viñales), Yamaha Petronas (Pedrosa-Morbidelli), Ducati (Dovizioso-Petrucci), Ducati Pramac (Miller-Bagnaia), Suzuki (Rins-Mir), KTM (Zarco-Pol Espargaró) y Aprilia (Aleix Espargaró-Iannone). Es evidente que la auténtica ‘bomba’ de la ya pretemporada 2019-2020 es que Honda conseguirá unir en su equipo oficial a los dos campeones de los últimos seis mundiales: Márquez (2013, 2014, 2016 y 2017) y Lorenzo (2012 y 2015).

PEDROSA-HONDA, 18 AÑOS DE MATRIMONIO

Mientras Márquez sorprendía, en el circuito austriaco de Spielberg, a los mandos de un Red Bull-Honda de F-1 con unos cronos alucinantes que hicieron exclamar a Dietrich Mateschitz, dueño de Red Bull, que “Marc, si quisiera, también podría ser algún día campeón del mundo de F-1” y, además, recibir los parabienes del profesor Helmut Marko, descubridor de talentos como Max Verstappen, la escudería Repsol Honda confirmaba la información de motorsport.com de que no renovaría a Pedrosa, aunque el propio equipo se resiste, de momento, a dar oficialidad al fichaje de Lorenzo, que, en principio, apuntaba a ser la estrella del nuevo equipo ‘satélite’ de Yamaha, patrocinado por Petronas.

Tras 18 años de colaboración, Honda abandonará a Pedrosa, que este año cumple su 13ª temporada intentando completar su palmarés (un título de 125cc y dos, de 250cc) con el cetro grande. Pedrosa, que agradeció a Honda estos años maravillosos, asegura que, en Montmeló, contará sus planes de futuro. Es evidente que si el veterano piloto de Castellar del Vallés, de 32 años, quiere seguir al más alto nivel, la única oportunidad que se le abre es la que parecía encaminada a Lorenzo, es decir, disfrutar de la tercera Yamaha oficial, en el ‘team’ malayo de Petronas. No hay que olvidar que Pedrosa es el único piloto del mundo que, como poco, cada año ha ganado un gran premio de la máxima categoría: 2006 (2 victorias), 2007 (2), 2008 (2), 2009 (2), 2010 (4), 2011 (3), 2012 (7), 2013 (3), 2014 (1), 2015 (2), 2016 (1) y 2017 (2).

DUCATI PIERDE A TODO UN TRICAMPEÓN

Lorenzo, de 31 años, logrará ser el primer piloto de la nueva era que conduce para tres marcas de postín (Yamaha, Ducati y Honda). Su divorcio de Ducati empezó a gestarse hace unos días cuando Claudio Domenicali, jefe de la fábrica de Borgo Panigale, propiedad de Audi, dijo que solo era “un gran piloto” y el mallorquín le replicó, de inmediato, que “no solo soy un gran piloto, soy tricampeón del mundo”. Y, acto seguido, derrotó a Rossi y ‘Dovi’, ante 90.310 aficionados italianos y frente al mismísimo Domenicali, cuyo saludo rechazó. “Lo siento, pero ya es demasiado tarde. Me voy, es ya una cuestión de honor”, dijo Lorenzo al bajarse del podio de Mugello.

130 ENTRE LOS DOS CAMPEONES

Mientras Lorenzo hablaba, en Mugello, de su divorcio con Ducati y todo el mundo lo situaba en el equipo ‘satélite’ de Yamaha (gran maniobra de Dorna para atraer a Petronas al Mundial de las dos ruedas), Márquez insistía que quería a su lado “al mejor piloto del mundo, pues eso nos permitirá crecer juntos”. Es evidente que no hay mejor tándem que la pareja Márquez-Lorenzo, que suman entre los dos 130 victorias, 66 del mallorquín y 64, del catalán.