+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GP DE HOLANDA DE MOTOGP

Pedrosa exige garantías a Yamaha de que su moto sea competitiva

La firma de los diapasones ya perdió la oportunidad de recuperar a Lorenzo por no garantizarle que su YZR-M1 sería idéntica a la de Rossi y Viñales El tricampeón catalán quisiera contratar a Ramón Forcada, actual técnico de Viñales y tricampeón con Lorenzo en Yamaha, para su nueva aventura

 

Dani Pedrosa, en la conferencia de prensa de hoy en Assen (Holanda). - ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
28/06/2018

Casi todas las piezas de la parrilla de MotoGP de las dos próximas temporadas (2019 y 2020) han ido encajando, poco a poco. Unas, como la repentina llegada del tricampeón Jorge Lorenzo a Honda, con mayor sorpresa que otras, como los fichajes de Johann Zarco por KTM, Andrea Iannone por Aprilia, Joan Mir por Suzuki y el ascenso de Danilo Petrucci en Ducati. Pero todo el mundo sigue expectante por saber qué hará Dani Pedrosa, de 32 años, 13 temporadas persiguiendo el título grande, 284 carreras, 54 victorias, 153 podios, en los próximos días.

Todo el mundo, incluidos sus futuros compañeros en Yamaha, Valentino Rossi y Maverick Viñales (“nos vendría muy bien que viniese Dani”), lo dan como tercer piloto de la firma de los diapasones, pero Pedrosa ha vuelto a decir hoy que no hay novedad respecto a su futuro.

Garantías plenas de competitividad
Lo cierto es que Pedrosa, que también tiene sobre la mesa una oferta de la firma austriaca KTM para convertirse en su piloto probador, busca que, en las próximas horas, aquí, en Assen (Holanda), el británico Lin Jarvis, responsable de la escudería Movistar Yamaha, le garantice que la YZR-M1 que pilotará tiene el suficiente potencial como para poder aspirar a la victoria en cada gran premio o, como poco, al podio. De esa charla, que aún no se ha producido, dependerá que Pedrosa acepte, una vez fuera de Honda, fichar por Yamaha.

Y es que Pedrosa vivió muy de cerca la decepción que se llevó Lorenzo cuando supo que, en el mismo proyecto de Yamaha-Petronas que ahora tienta a Pedrosa, Jarvis no garantizaba que la moto fuese oficial, ni siquiera que contase con los técnicos japoneses o la evolución necesaria para que el tricampeón mallorquín pudiese competir, en igualdad de condiciones, que los dos pilotos oficiales.

 
De ahí que Pedrosa quiera asegurarse ahora que la Yamaha que manejará en la próxima temporada tenga el apoyo oficial de la fábrica japonesa. Lo que sí es seguro que es el empresario malayo Razlan Razali tiene ya el visto bueno de la poderosa petrolera malaya Petronas, patrocinadora del equipo Mercedes de F-1, para adquirir las plazas que el valenciano Jorge Martínez ‘Aspar’ tiene en MotoGP. ‘Aspar’ seguirá en el Mundial con un equipo en Moto3 y otro en Moto2.

Rossi está apretando de firme a Jarvis para que logre contratar a Pedrosa por el bien del proyecto Yamaha, que esta semana, en Assen, cumple todo un año sin ganar, pues la última victoria de la firma japonesa fue del ‘Doctor’, el pasado año, en la ‘catedral’ holandesa.

Pedrosa quiere a Forcada a su lado
Rossi considera que la llegada de Pedrosa a Yamaha es fundamental para la progresión de su moto. Por un lado, porque Pedrosa, una auténtica esponja, posee buena parte de los secretos de Honda, pues lleva toda su vida con ellos, incluidas, no solo las 13 temporadas en MotoGP, sino también los años en que conquistó los títulos de 125cc (2003) y los dos de 250cc (2004 y 2005). Y, además, Rossi cree que el estilo de Dani es muy parecido al suyo y al de Viñales, ya que está bastante alejado del de Marc Márquez, por lo que se convertirá en un piloto probador y con gran experiencia, que les ayudará a desarrollar la moto.

Es evidente que, según ha podido saber 'El Periódico de Catalunya', para Pedrosa, en caso de que, finalmente, acepte la oferta de Yamaha, sería vital conseguir un buen técnico para dirigir su estructura técnica. Pedrosa, contrariamente a Márquez, jamás ha contado con un equipo técnico propio, suyo, del que fiarse. Y, en ese sentido, el piloto catalán quiere ahora intentar convencer al catalán Ramón Forcada, técnico actual de Viñales en Movistar Yamaha y tricampeón con Lorenzo, para que cambie de box y se vaya con él al proyecto Petronas.

Forcada, que después de haber tenido sus más y sus menos este año con Viñales ha empezado a recibir distintas ofertas del ‘paddock’, termina contrato con Yamaha esta temporada, pero solo se plantearía la posibilidad de dejar el equipo oficial si su vinculación siguiera siendo con la fábrica japonesa. Si Pedrosa no logra la garantía plena de Jarvis de que tendrá una moto muy parecida a la oficial y, además, el apoyo incondicional de la fábrica, Forcada ni siquiera se plantearía la posibilidad de cambiar de aires.