+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL ANÁLISIS DE LAS SELECCIONES

Alemania: el desafío de repetir

La campeona del mundo, que solo ha ganado uno de sus seis últimos partidos, aspira a revalidar el éxito de Maracaná, algo que no logra ninguna selección desde los títulos de Brasil en 1958 y 1962

 

El seleccionador Löw, en la concentración de Alemania junto a una imagen de Kroos y Boateng. - / AFP / CHRISTOF STACHE

EL PERIÓDICO
08/06/2018

Pocos retos de verdad pueden quedarle a la selección más competitiva del planeta, a una Alemania con cuatro Mundiales y cuatro subcampeonatos que no se baja del podio desde el 2002. Pero siempre existe un reto estimulante, en este caso revalidar el título conquistado hace cuatro años en Maracaná. Nadie ha logrado esa proeza desde hace más de medio siglo. Brasil, con Pelé al frente, fue la última (1958 y 1962).

Alemania siempre es favorita en un Mundial. Incluso llegando a la cita en un pequeño bache, propiciado más por las pruebas de Joachim Löw que por otra cosa. Cuando comience la competición, los germanos no aflojarán. Nadie se acordará de los cinco partidos que llevaban sin ganar hasta este viernes, tres en el 2018 (las derrotas ante Austria y Brasil, y el empate contra España) y dos a finales del pasado año, las tablas con Francia e Inglaterra. Desde el 8 de octubre del 2017, con la goleada a Azerbaiyán (5-1), la campeona del mundo solo ha ganado uno de los seis partidos amistosos que ha jugado, precisamente este viernes ante Arabia Saudí (2-1).

El título de la Confederaciones
En la última cita oficial de calado, la Copa Confederaciones del pasado año, tampoco falló la Mannschaft, pese a llevar un equipo joven e inexperto. Le sobraba talento.

No hay secretos en Alemania. Löw apuesta por el buen fútbol y el juego combinativo, una receta que ha proclamado desde su llegada al cargo en el 2006. Junto al 'Maestro' Tábarez, de Uruguay, es el seleccionador que lleva más tiempo en el cargo.

El momento culminante de su éxito se produjo en la goleada ante Brasil del último Mundial (7-1), coronada después con la victoria final ante Argentina. De aquella mágica selección ya no quedan clásicos como Lahm, Klose o Schweinsteiger. Tampoco Mario Götze, el autor del gol decisivo en la prórroga. El seleccionador prescindió de él en una lista en la que no faltan referentes indiscutibles como Neuer, Hummels, Kroos, Özil o Müller.

La película de Río
La paciencia ha sido clave en el éxito alemán. Con Löw en el banquillo, la selección fue subcampeona de Europa en el 2008, tercera en Sudáfrica en el 2010, semifinalista en la Eurocopa del 2012 y campeona en Brasil-2014. En la última Eurocopa cayó en la penúltima ronda ante Francia. Fiabilidad, clase y constancia distinguen a los germanos, que competirán en un grupo interesante junto a México, Suecia y Corea del Sur.

"Aquella noche de Río de Janeiro fue como una película. Los recuerdos de algunos momentos concretos no me vinieron a la mente hasta mucho más tarde. La sensación que perdura es el espíritu de unión que se creó en aquel equipo", reflexiona el seleccionador, que ha rechazado cualquier posibilidad de suplir a Zidane en el Madrid.

Neuer, recuperado
Löw ha renovado con la selección hasta el 2022. El técnico, un obseso de su trabajo, reconoció que después del triunfo en Brasil se despertó varias noches para rememorar escenas del éxito. "Queremos volver a ganar el Mundial, es una sensación maravillosa", agrega.

La principal incógnita de la lista no quedó desvelada hasta la recta final. Manuel Neuer, el fantástico portero del Bayern, fue incluido en la prelista pese a llevar ocho meses sin jugar por una grave lesión en el pie. Se estrenó en el amistoso ante Austria con una buena actuación pese a la derrota y Löw apostará por él. "Si Manuel viene con nosotros a Rusia será titular", avanzó. Ter Stegen, que ha brillado con el Barça este curso, será suplente del capitán.

En la defensa, Boateng llega justo a la cita, pero debería acompañar a Hummels en el eje de la zaga, con Kimmich y Hector en los laterales. Kroos y Khedira formarán el doble pivote, con Gundogan como recambio. Özil ocupará la mediapunta con Müller en la derecha y Draxler o Reus en la izquierda. Werner se perfila como el ariete titular, aunque Löw puede hacer diversas combinaciones. 

No solo se quedó Götze fuera de la lista definitiva. También Leroy Sané. El extremo del City que tan bien ha rendido con Guardiola (47 partidos, 14 goles) no superó la criba final, lo que demuestra el nivel de la campeona vigente. Con un bloque equilibrado y sin fisuras, Alemania peleará con Brasil, España y Francia por el título. La número 1 del ranking FIFA ya está deseando competir.