+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Los aragoneses, ejemplo de convivencia

 

Juan Bolea Juan Bolea
12/10/2017

Llega un nuevo Pilar y lo recibimos con alegría, como siempre, pero también con la incertidumbre propia de los tiempos que corren, años de crisis, de violencia, de inseguridad... Momentos, también, para probar nuestra fortaleza, si es verdad o no que nuestros principios democráticos y normas de convivencia son capaces de resistir los ataques de la intolerancia.

Yo creo que sí, y por eso me gusta mostrarme moderadamente optimista respecto al futuro de nuestro país.

Que debería tomar ejemplo, en su convulsión actual, de comunidades como la aragonesa, donde el Estado de las autonomías funciona con eficacia y rigor.

En Aragón, por suerte, no hemos tenido locos como Arzalluz o Mas, radicales indepés y anticap como Otegui o Anna Gabriel, títeres como Ibarretxe o Puigdemont, ni tampoco, desde hace mucho tiempo, caras reconocibles por la punta de la extrema derecha. Nuestra representación política, muy variada y en constante evolución, pero siempre dentro de los límites constitucionales, se manifiesta en un Parlamento autonómico, las Cortes de Aragón, donde el respeto a la Constitución es sagrado y ni siquiera durante el más enconado de sus debates se ha convertido la Cámara, como en Catalonia, en una versión político--satírica de Había una vez un circo.

Asimismo la sociedad aragonesa ha demostrado una envidiable madurez en los años de crisis económica, trabajando duro, cumpliendo con sus obligaciones y protestando cuando tenía que hacerlo frente a las injustas medidas tomadas por el Gobierno en aras de los recortes sociales. Esa errónea política, que le costó al PP el gobierno autónomo, debe ser sustituida con urgencia por el polo contrario: aumento de los salarios y de la inversión pública, a fin de que siga descendiendo el desempleo, pero en base a trabajos estables, no precarios, y para que clases medias y funcionarios recuperen su nivel adquisitivo, a fin de reactivar el consumo.

Con esas necesidades y matices, con muchas carencias, aún, y dentro de esa «estable inestabilidad» con que definía Javier Lambán el momento político, Aragón se ofrece como un modelo a seguir en el Estado de las autonomías, reflejo fiel de los valores constitucionales, una comunidad cívica equilibrada en sus demandas y manifestaciones. Nunca suficientemente valorada, pero valiosa y real, como un amigo cercano y generoso.

   
4 Comentarios
04

Por Esloquehay 11:43 - 12.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

De vez en cuando, amigo Minervo, de vez en cuando. Pase usted, un buen del Pilar.

03

Por Don Minervo 10:56 - 12.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Estimado contertulio Esloquehay, cuando no está usted de acuerdo con el señor Bolea ???, cuando guarda silencio (al pasar por el Pilar) ?, pues son muy poquitas veces, muy poquitas, por no decir ninguna, sobre todo cuando habla de su catalana obsesión, que es prácticamente todos los días. Los aragoneses somos igual que todos los demás. Ya voy tarde a la ofrenda y es que no encuentro un cachirulo a mi medida. Pase usted un buen día de la patrona.

02

Por Esloquehay 10:20 - 12.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Estimado Minervo, pues estoy de acuerdo con el señor Bolea. Aquí la convivencia no peligra, y eso se está perdiendo en Cataluña, igual que en el País Vasco estuvo desaparecida. Algo haremos bien los aragoneses. ¿A Bolea le leen cuatro? Vista la desilusión de las huestes callejeras del vecino Independiente, no es el único. Aún nos quedan movidas que motivarán a todos. Esto es España, las trincheras volverán a llenarse. Las de Aragón, menos. Brindemos por ello.

01

Por Don Minervo 9:41 - 12.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Somos un ejemplo de convivencia y una comunidad cívica y equilibrada, como los Asturianos, Extremeños, Castellanos, Valencianos, Canarios, es decir como todos menos Catalanes y Vascos que es donde usted ha querido llegar. Para radical ya le tenenos a usted sr. Bolea. Hasta el día del Pilar ejerce usted de profeta Juan. No se olvide que su página la leemos cuatros bichos que ya estamos adoctrinados, no insista.