+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Independiente

Capicúa ultranacionalista

 

En paralelo, portavoces del PP (del PP provisional, habría que decir) y de la CUP tronaron ayer contra el encuentro Sánchez-Torra celebrado el lunes. Unos y otros denunciaron el carácter absurdo e improcedente de la reunión. Para aquellos, una traición a la unidad de España; para estos, una traición a la República catalana. Así, los ultranacionalistas centrípetos y centrífugos trazaron un discurso capicúa que daba el mismo resultante leído de aquí para allá que al revés. Después de un tiempo interminable y repleto de tensión en el que la derecha españolista (incluyendo aquí a Ciudadanos, por supuesto) y, en Cataluña, el frente transversal secesionista han venido marcando la agenda política, es obvio que el más mínimo signo de distensión les agobia y les jode. En cambio, el sucio y peligroso forcejeo en el callejón sin salida les encanta. Es lo suyo.

Conste que abrir una ruta de diálogo permanente será complicado. El presidente del Gobierno de España está muy condicionado por su debilidad parlamentaria, y el president de la Generalitat es fiel servidor de los mitos (antidemocráticos) del unilateralismo. Pero bueno es que ambas partes hablen, aunque sea para fijar con precisión sus desencuentros e intentar limarlos. Sobre este conflicto político se han dicho ya tantas barbaridades por ambas partes, se han cometido tantos errores y se ha jugado tan alegremente con las artes de la guerra (dialéctica, se entiende), que volver a racionalizar la situación llevará tiempo, mucho esfuerzo y mucha paciencia. Pero no cabe otra alternativa.

Para romper ese capicúa letal y radical harán falta traidores, equidistantes, cosmopolitas, internacionalistas, demócratas, federalistas, filocanadienses, constitucionalistas (de los que no confunden nuestra Carta Magna con los Principios Fundamentales del Movimiento) y patriotas (en el mejor sentido del término). Sobran fanáticos patrioteros, extremistas, incendiarios, acosadores, dueñas/os de la verdad, oportunistas y mesías.

Ya podrían el PP y la CUP dejar en paz a España... y a Cataluña.

   
15 Comentarios
15

Por jjcalvo 20:31 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Son ya muchos años leyendo al articulista para saber con qué espíritu ha escrito el trabajo que hoy nos brinda y que en mi modesta opinión es absolutamente falaz, como ya he dicho. Las comparaciones que establece son perversas por injustas y su equidistancia es más falsa que un euro de madera. Hay, digamos, una experiencia previa que no aconseja esa indulgencia de la que hacen gala otros contertulios, salvo que se caiga en la más absoluta ingenuidad. Y a estas alturas… Aprovecho para señalar la incoherencia de quien acusa a otros contertulios de intolerantes, empleando calificativos tan suaves como “fascistoide, fanatismo nacionalista excluyente, gentuza irracional autoritaria y asquerosa”. Ese educado comentarista se permite llamar intolerantes a los demás. Cáspita.

14

Por albertovich 19:50 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/noticias-impuestos-un-ajuste-legal-libra-de-pagar-patrimonio-a-cientos-de-espanoles-residentes-en-la-ue/6352064 Ahí tienen al muy español régimen del PP en Madrid, haciendo un oasis fiscal en la comunidad, capital y corte, para las grandes fortunas. Pero los malos son los demás. Como para no intentar poner pie en pared, sea Aragón, Cataluña ooooooooo Murcia.

13

Por albertovich 19:22 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Bueno ahora ya más al grano. Como dije en su día, las elecciones catalanas habían supuesto abrir una puerta al diálogo, retomar un poco los viejos pactos del Régimen del 78. Ya saben, pacto de la derecha catalana con el gobierno de Madrid. No es fácil, claro. El escenario no es el mismo, y hay mucha gente que se la ha jugado. Aunque ya saben que en política todo es posible, y a la CUP la dejan fuera de juego cuando quieran. Bueno, este nuevo escenario que se abre tiene su momento, pero será temporal. Me explico, por un tiempo puede haber entendimiento, pero conforme nos venga la próxima crisis el caldo de cultivo será más propicio para el independentismo. La brecha está abierta, todo dependerá de si el análisis de entonces será el sálvese quien pueda, o el nos salvamos mejor juntos.

12

Por José S.1 18:56 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Si se lee entendiéndolo en el espíritu con el que su autor ha escrito «Capicúa ultranacionalista», el trabajo que hoy nos brinda el articulista es absolutamente correcto, en mi modesta opinión. Pero, claro, he ahí lo realmente, lo verdaderamente difícil, el mayor desafío: entender lo que se lee. La otra cuestión es lo que incluso acontece más a menudo que la natural falta de entendimiento, y que es peor. Esto consiste en lo retorcidas que son algunas personas, cuando aún habiendo entendido lo expresado rehúsan, en un acto audaz y absolutamente consciente, reconocer un punto de vista por el mero hecho de no coincidir con el suyo al que otorgan una certeza hermética --nombra las drogas ilegales y verás. El señor Trasobares dice que «... portavoces del PP "..." y de la CUP tronaron ayer contra el encuentro Sánchez-Torra celebrado el lunes. Unos y otros denunciaron el carácter absurdo e improcedente de la reunión. Para aquellos, una traición a la unidad de España; para estos, una traición a la República catalana. Así, los ultranacionalistas centrípetos y centrífugos trazaron un discurso capicúa que daba el mismo resultante leído de aquí para allá que al revés». Es decir, que el señor Sánchez simplemente dialogue con el señor Torra ha sido del mismo disgusto, por las razones que fueren, para los conservadores como para las personas de la Candidatura de Unidad Popular de Cataluña. Punto. Y de ahí la «capicúa». Una licencia lingüística que se ha permitido el autor con carácter descriptivo, haciendo un alarde de imaginación, en lo que él entiende que ha presenciado. En la CUP no ven diálogo que valga que no pase por separar a Cataluña del resto de España, mientras que en el PP no ven cómo hablar con quien usa una narrativa contraria a la suya de España. Pero henos aquí que el señor Sánchez ¡ha entablado conversación con un contrincante político!, ¿y eso es malo? No, no es malo. Es una pequeña ráfaga de un muy necesario aire fresco en esta interminable historia.

11

Por JC1 18:55 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues no Paragonimus , No tiene que irse Trasobares a ningún sitio, ni dejar en paz a nadie, si te molestan lo que dice, pues no lo leas y en paz,, que no eres tú quien para decirle semejantes estupideces a nadie

10

Por JC1 18:51 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Efectivamente es intolerable comparar al PP con las CUP, ya que las CUP tienen más votos que el PP en toda Catalunya, y no solo más votos sino también mucha más dignidad que esa puerta fascistoide. Repito lo dicho en mi comentario anterior, ante el fanatismo nacionalistes excluyente que destilan algunos comentaristas la única opción racional es independizarse de toda esa gentuza irracional autoritaria y asquerosa y decirles ahí os quedáis con vuestro odio y fanatismo. No hay otro camino si no somos capaces de poner coto a estos intolerantes que dicen ser compatriotas nuestros y no lo son.

09

Por albertovich 18:26 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

"Vete a tu pueblo, ya podías dejarnos en paz" esas palabras le dicen al articulista gente que viene aquí a escribir con diez nicks diferentes. Esto es de Faemino y Cansado, jajaja. El PP es un partido español y, como tal, puede hacer, decir, llamar terrorista y traidor, saquear lo que le venga en gana... no me lo compare con gente que no quiere estar bajo el yugo del Estado Español ( y su monarquía) y, por ello, son gente supremacista. Qué se habrán creído estos últimos. El poder es lo que dice lo que es normal y lo que no, ergo el PP es normal, la CUP no. Si no lo entiendes vete a tu pueblo. Hoy la caverna entera clama contra Aragón, por su ley de actualización de derechos históricos, y Carlos Herrera el mayor zampabollos de reino dice: " Coño, Aragón es Aragón ", sacando todo de contexto, y rasgándose las vestiduras rojigualdas que tantos millones de euros le proporcionan al año al tiralevitas este. El 2. f de la ley es cojonudo: f) El fundamento del derecho de Aragón al autogobierno político y a la autonomía financiera, como instrumentos para prestar a su población unos servicios públicos universales, laicos, gratuitos y de calidad, así como garantizar e impulsar los derechos sociales y culturales y el estado del bienestar.

08

Por jjcalvo 16:19 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El planteamiento de Trasobares hoy es absolutamente falaz. Si extrapolamos su discurso a la situación de otros países europeos -por contar con una referencia que nos sirva de comparación, algo siempre útil-, situar al PP en el bando de los ultranacionalistas centrípetos implicaría que toda Europa es ultranacionalista; todos los partidos europeos, salvo algún partido escocés, bávaro o corso, todos serían ultranacionalistas centrípetos. Y qué decir de los socialistas franceses cantando la Marsellesa al finalizar sus mítines, exactamente igual que Marine Le Pen. Culpar a Rajoy de la situación de Cataluña como han hecho Pedro Sánchez y Carmen Calvo estos días pasados no sólo es una mentira: es una indignidad. Situar en un plano de igualdad al PP y a la CUP es tan absurdo, y tan injusto, como comparar el fanatismo de Hitler con la tozudez de Churchill. Para Trasobares, en esa difícil equidistancia en que pretende situarse, el término medio, la virtud, estaría en Chamberlain. ¿Es ese su modelo?

07

Por Dark Angel 14:28 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Don Minervo: Los indepes lo que proponen es que el 'marco de decisión' sea Cataluña, no España. Bien, ese cambio radical hay que someterlo antes a consulta de todos los españoles. Previo. Y luego vendría lo otro.

06

Por Dark Angel 14:22 - 11.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Tiene usted toda la razón. Aquí veo un problema, y es que en el resto de España no son del todo conscientes de cómo se las gastan los indepes. Mucha gente, de forma comprensible, cree que ya estaba bien de enfrentamiento y que era necesario hacer gestos de buena voluntad, hacer un esfuerzo por dialogar y entenderse. En definitiva, lo que pensaría cualquier persona civilizada y razonable. El problema es que los indepes, por mucho que su mantra sea "queremos dialogar", lo que quieren no es diálogo. Lo que quieren, o mejor dicho, lo que exigen, es que solo se les escuche a ellos y que se les dé la razón en todo. Esa es su idea de "diálogo", y contra eso no hay nada que hacer. Entiendo que mucha gente de buena voluntad crea que la distensión y el diálogo traerán frutos, pero ya les digo yo que no. Como mucho, aparcarán durante un tiempo la vía unilateral, mientras se preparan para la próxima ocasión. Y, que a nadie le quepa duda: la próxima ocasión (que puede ser dentro de unos años o dentro de unos meses) será aún peor.