+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Independiente

Un carnaval surrealista

 

Bueno, después de la jornada de ayer, lo de Cataluña y España, España y Cataluña, ha tomado un extraño rumbo hacia el surrealismo. Como un laberinto dentro de un laberinto, dentro de un laberinto... hasta el laberinto infinito. Como un carnaval delirante. Como una avalancha que ya no sabemos hacia donde nos lleva ni quién yace bajo los pies de los que corren despavoridos.

Ayer el Parlament escenificó una cosa extravagante cuyo objetivo, desde la perspectiva soberanista, no estaba claro cuando todavía escribía este artículo. En ese momento, Anna Gabriel hablaba, desencantada, en nombre de los “independentistas sin fronteras” (sic), y nadie lograba entender si Puigdemont se había definido con un no pero sí o un sí pero no. El secesionismo chocaba de repente con sus propias contradicciones, con un referendo (el del 1-O) imposible de legalizar ni de legitimar por mucho que la represión policial le hubiese envuelto en un relato epopéyico, con la fuga de empresas, con las vacilaciones del PDECat y de Esquerra… y con la dureza del Gobierno central dispuesto a dejar partida Cataluña para siempre y a jugar fuerte al borde de la catástrofe antes que ceder un milímetro y abandonar su proyecto revisionista destinado a reinterpretar la Constitución.

Por pura ley de la gravedad esto no tiene más que una salida, que ya han anticipado C’s, el PP y también el PSOE: elecciones anticipadas en Cataluña y quizás también en toda España. Centrífugos y centrípetos (sobre todo estos últimos) han dicho tantas barbaridades y las han repetido tantas veces que ahora no hay margen para dar el famoso paso atrás. El triste president catalán quiso ayer amagar un frenazo y el resultado fue ridículo. Tanto como su unilateral discurso. Se podrá decir que desde Madrid proponen un argumentario igualmente monolítico. Pero eso no legitima los delirios independentistas (ni la reacción centralista). Para llegar hasta aquí no era necesaria tanta prosopopeya ni tanta épica de cartón piedra. Se veía venir. Y hoy, Rajoy. Tela.

   
14 Comentarios
14

Por Antonio L.N. 21:56 - 11.10.2017

En un estado democrático y de derecho todo aquel que incumpla la LEY GRAVEMENTE Y A SABIENDAS DEBE ACABAR EN LA CARCEL.

13

Por Antonio L.N. 21:53 - 11.10.2017

155 y punto final al independentismo.

12

Por Esloquehay 21:37 - 11.10.2017

Lo que ahora necesita Cataluña es confianza, no mediadores. Y es la Generalitat la única que la puede devolver.

11

Por Coocun 21:33 - 11.10.2017

Canneti, seguro que don Elias al cual le has plagiado el apellido, sabía leer e interpretar. No demores tu visita al oculista, y vuelve a leer el artículo.

10

Por José S.1 18:04 - 11.10.2017

Si fuese separatista catalán convencido me sentiría avergonzado del señor Carles Puigdemont y del Gobierno regional que preside. Un presidente, no se olvide, que **no lo han elegido los ciudadanos de Cataluña** para nada y muchísimo menos para que meta a su región en semejante atolladero. Sin haber obtenido jamás la confianza del electorado catalán en las urnas va y organiza un referendo ilegal después de que el Parlamento regional se salte sus propias leyes. El señor Puigdemont, ¿qué planes económicos tenía para Cataluña que pudiera haber estudiado a fondo el electorado catalán antes de emitir su sufragio? Y la respuesta es, ninguno. Antes de celebrarse el referendo sobre la secesión, el Gobierno escocés publicó una enorme guía con sus propuestas para una Escocia independiente, incluidas las económicas. Estas últimas tornaron inútiles por imprácticas según muchos afamados políticos y economistas escoceses y foráneos. Es fácil de entender entonces el éxodo empresarial y financiero de Cataluña en estos momentos inciertos para el mundo de los negocios. Ahora, el presidente catalán dice que de algún modo ¿difiere? el comienzo de la andadura de la República de Cataluña después de, aparentemente, haber firmado la secesión de España. Y como con el Gobierno español no va a ninguna parte, desea que haya mediación internacional que facilite la separación mientras se organizan los diferentes aspectos de la misma y, así, dar certeza a los sectores mercantil y financieros para que no emigren de Cataluña. La cuestión es separarse de España como sea, oye. A eso lo llamamos comúnmente en España tener mucho morro. ¿Qué pelo le correría al señor Puigdmont si hubiese nuevas elecciones autonómicas en Cataluña mañana? Coincido con el señor Trasobares, una buena idea sería convocar «... elecciones anticipadas en Cataluña y quizás también en toda España». Repito, lo del señor Puigdemont es, simplemente, bochornoso. Un saludo.

09

Por Canetti 14:48 - 11.10.2017

Dice Vd que "" Gobierno central dispuesto a dejar partida Cataluña para siempre y a jugar fuerte al borde de la catástrofe antes que ceder un milímetro y abandonar su proyecto revisionista destinado a reinterpretar la Constitución"" ¿El gobierno central es el culpable de la división social en Cataluña? Consulte con un frenópata, o un oculista.

08

Por Esloquehay 14:01 - 11.10.2017

Mmm... Primero consigue una mayoría parlamentaria que apoye los cambios. Entonces planteas lo que quieras.

07

Por manuel garcía gracia 11:09 - 11.10.2017

Los numerosos comentaristas políticos y opinadotes particulares, más que hacer un relato desapasionado, objetivo y veraz de los hechos, cada cual adapta los hechos a sus propias y particulares ideologías, fobias o sinrazones. El tema no es tan complicado; hay un real deseo de una parte de la ciudadanía de catalana por la autodeterminación y la Republica. De otro lado, la imposibilidad de poder llevar a cabo estos deseos, por las circunstancias y motivos que todos conocemos. Las cosas así, no es necesario emplear expresiones peroyativas como “sainete”, carnaval y un largo etc. El resto de ciudadanos de nuestro país tampoco somos tan inteligentes y listos que podamos dar lecciones desde un puesto de superioridad intelectual a los catalanes cuando estamos siendo gobernados por el partido más corrupto de Europa y sin que sepamos resolver este tema, mucho más trascendente para la vida social y económica de todos, que el soberanismo catalán. El promedio del sueldo base del currante español es la mitad que el de cualquier ciudadano de los países de nuestro entorno. Esa es nuestra realidad, por muchas banderas que nos envolvamos. Por cierto, un referéndum se debería celebrar, pero a nivel de todo el Estado; no sobre la independencia de Cataluña sino sobre Monarquía o Republica en España. Todavía no se nos ha preguntado.

06

Por Raimon 9:52 - 11.10.2017

Hola Pepe Lui, sin ninguna duda, la informalidad del separatismo catalan se merece el enjuiciamiento y que paguen integramente las penas, a ver hoy que dice el Gobierno de Madrid, si no lo soluciona pronto se van a liar los propios independentistas unos contra otros, lo que todavia embrollaria mas las cosas, la mezcla de la burguesia separatista con la CUP es una pesima mezcolanza, y ahora con el exodo de la clase empresarial las cosas han cambiado en tan solo 24 horas, salú periodista.

05

Por Don Minervo 9:48 - 11.10.2017

El govern no ha hecho más que una cagada tras otra, empezando por cuando se tiró al monte, mientras ha estado en el monte envenenando a los catalanes y prometiéndoles lo que no podía cumplir, gran cagada fue el bochornoso referendum y lo de ayer fue lo máximo. Marianete sentado en su sillón va a ver de nuevo pasar el cadáver de su enemigo, Europa, los mercados y el Ibex le han solucionado el problema y no la guardia civil que cumpliendo órdenes solo lo agravó. El independentismo sigue ahí y Marianete no es capaz de solucionarlo, como todo lo que cae en sus manos. Ya vendrá san Pedro y arreglará las cosas.