+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

¡Más lapiceros y menos recortes!

Rajoy en todo el país y Rudi en Aragón han hecho de sus gobiernos fieles gestorías de lo que les dicta la Troika

 

ANTONIO Aramayona
04/09/2013

Comienza septiembre, pronto empezará otro curso escolar. El ministro Wert vendrá a Zaragoza el próximo 23 de septiembre para inaugurar oficialmente el curso académico (al parecer, Zaragoza ostenta el triste título de ser una de las ciudades españolas con menor hostilidad). Allí estarán las autoridades académicas y gubernativas bajo el tañido de los recortes en educación. En el acto se evitará a las víctimas de lo que eufemísticamente llaman los gobernantes "austeridad" y "ajustes", aunque tampoco nadie responderá desde el poder a la pregunta de por qué el Gobierno destina 35.000 millones para la deuda de los bancos, mientras declara una y otra vez que no hay dinero para sanidad, educación o atención a la dependencia.

Rajoy en todo el país y Rudi en Aragón han hecho de sus gobiernos unas fieles gestorías de lo que les va dictando la Troika (Comisión Europea, BCE y FMI). El ministro Wert y la consejera aragonesa Serrat nada tienen que ver con la educación e incluso muy poco con la instrucción: siendo optimistas, a lo sumo son solo un ministro y una consejera de Instrucción (cada vez más privatizada y menos pública), mas no de educación.

Nos encontramos con unos gobernantes sin norte y sin criterio, a los que ni se les pasa por la cabeza eso del pensar y del saber libre y críticamente, pues solo hablan de resultados, aunque, cuando se les inquiere de qué resultados están hablando, resulta patente que su discurso es ajeno a lo que realmente es educación.

Son gobernantes sin criterio propio que austericidan a docentes, a familias y a alumnado. Ignoran que educar bien es imposible sin atención a la diversidad, aumentando ratios alumnos/aula, recortando profesorado, racaneando construir nuevas escuelas o castigando a poblaciones rurales pequeñas sin centro escolar. Ignoran que educar bien implica que los comedores escolares deberían ser un servicio social gratuito como parte integrante del proceso educativo, o que educar bien es imposible si miles de jóvenes universitarios no pueden seguir cursando sus estudios por falta de recursos económicos y a sabiendas de que los hijos de los ricos irán a sus universidades privadas o tendrán costeada holgadamente su matricula, sean cuales fueren sus resultados académicos. Ignoran que nada tiene que ver con educar bien costear los colegios que segregan por sexo o reforzar las clases y el profesorado de religión en la escuela pública, elegido a dedo por los obispos y costeado con el dinero de toda la ciudadanía.

Ellos gobiernan (mal), pero yo, como muchos otros compañeros y compañeras, como las familias de nuestros alumnado, educamos, enseñamos y formamos. Ellos pasarán a los anales de las crónicas históricas y políticas del país, pero nosotros pretendemos únicamente quedar en la memoria y en las vidas de millones de niños, jóvenes y adultos a través de lo que vamos sembrando para que vayan formando sus mentes y sus almas queden relativamente intactas. Ellos construyen (pocas, cada vez menos) escuelas, y nosotros nos ganamos la vida haciendo escuela cada jornada, cada clase, cada instante que vivimos en ella.

Ellos obedecen lo que les dicta la Troika y dictan las medidas austericidas que reciben de ella. Nosotros, en cambio, debemos enseñar que cada persona sea dueña de sí misma. Ellos se remiten y se amparan en la legalidad, nosotros hemos de invitar a que nuestro alumnado sea justo consigo mismo y con cuanto le rodea, e incluso rebelde con las leyes injustas.

ELLOS juran cargos, gobiernan y al cabo de unos años se van. Nosotros nos quedamos sea cual fuere el partido que gobierne y queremos quedarnos también en cada una de las personas que tenemos cada curso a nuestro cargo. Ellos mienten y manipulan a tenor de sus intereses o de los objetivos que les han marcado. Nosotros hemos de ser respetuosos, sinceros y honestos con nuestro alumnado y sus familias.

Ellos nos quieren dividir, y nosotros enseñamos a multiplicar en matemáticas y en la vida. Ellos restan saberes y asignaturas como Educación de la Ciudadanía, Latín, Griego, Música o Filosofía, nosotros sumamos cada día en cada alumno y cada alumna conocimientos, destrezas y habilidades para que sepan llevar una vida buena y una buena vida. Ellos suman a los conocimientos del currículo creencias religiosas, mientras nosotros sabemos que en una escuela se deben impartir saberes y conocimientos racionales y científicos, y no creencias. Ellos calculan votos y votantes, nosotros queremos que el alumnado quiera siempre democracia, una verdadera y real democracia.

Ellos nos agreden con sus recortes urdidos en sus gestorías, nosotros nos defendemos (eso, sí, bastante poco y mal). Ellos tienen los gastos pagados, nosotros pagamos sus gastos, a pesar del recorte que anualmente sufren nuestros bolsillos respecto de lo que sube el coste de la vida, a pesar de que por decreto nos quedamos un año sin paga extra de Navidad.

(El perroflauta motorizado lleva tres meses y medio cantando a la consejera, escondida tras los visillos de su balcón).

Profesor de Filosofía

   
11 Comentarios
11

Por José S. 15:18 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En opinión de algunos, los mejores artículos, los más humanos al menos, con que nos topamos en cualquier rotativo, son los escritos con el corazón del autor. Sin alusión alguna a referencias bibliográficas tan del agrado de los educadores profesionales-- ojo, que no por ello se deja de agradecer toda información adicional, muy al contrario. Total, a lo que iba es a que éste es un bello trabajo periodístico. Aquí, el señor Aramayona hace una perfecta exaltación y definición de lo que ha de ser la verdadera educación académica. La vocacional, inclusiva y promotora del análisis crítico de sus afortunados alumnos. Y quienes tuvimos la fortuna de tener maestros así de niños, apreciamos el trabajo que hoy publica el cronista. Lástima que los políticos gobernantes a que se refiere el estimado columnista no corrieran la misma suerte. Más bien, parece que fueron enseñantes mezquinos a los que se dio el 'privilegio' de formar a los gobernantes del futuro. Los de ahora. Si no, no se explica como puede ser que hasta la comida de los escolares se escatima. O que se dé a los estudios de religión rango de hechos reales sin dejar de reconocer su multitudinaria popularidad e influencia social. El articulista pues, pone en evidencia un sistema educativo que para nada se concierne con «que cada persona sea dueña de sí misma», sino de los poderes económicos de unos pocos priviligiados en detrimiento de la mayoría sin la cual los primeros no tendrían razón de ser. Y qué mejor para ello que dar caracter de normalidad a la superiordidad de unas personas sobre otras sólo porque sí. O para seguir subyugando a voluntad, claro. Saludos.

10

Por Barrio 12:44 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

A veces pienso que lo peor que nos ocurre no es el sufrir esta dictadura con disfraz de democracia corrupta, sino que no seamos capaces de reaccionar. Ánimo, profesor, un día se lo diré personalmente.

09

Por PROSKRITO 12:13 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La izquierda, la de verdad, debe acabar y acabará con las concesiones y los privilegios de la educación concertada que se pliega ( y se plegó con el Psoe ) a los intereses de la Iglesia. . .

08

Por PROSKRITO 12:12 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¡ pués , tendremos que cambiar nuestros hábitos, y darle al Ministro Wert-güenza la bienvenida que , sin duda, merece. . . !

07

Por Parmenio 11:53 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Aramayona, tambien tomó las vacaciones, doy fé, hace mucho que no lo veo en la rue de Alfonso.

06

Por Jodo Joaquin 11:34 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y cual es tu versión, la misma que la del gobierno, la de intereconomía y la de 13 TV, a tí no te hace falta lapicero, solo una televisión con dos o tres canales te basta para ser feliz, ni todos los que van a la pública son rojos, ni todos los que van a la privada son dee derechas (una buena parte si, tienen más posibles), pero un lapicero es el primer paso para cultivar a alguien, incluso a tí, luego ya vendrán las televisiones.

05

Por bacalao 11:00 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Joaquín, ladre, ladre, levante la patita ..., pero eche la mierda a la basura, ¡hombre!

04

Por rinos 9:02 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Buen artículo

03

Por Joaquin 8:42 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El artículo da una versión edulcorada de lo que rewalmente es el cuerpo de profesores y profesoras de la Pública, un Cuerpo poco conprometido y bastante reacio a ofrecer una educación realmente de calidad.

02

Por Sandra 8:11 - 04.09.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

He visto a Aramayona, al autor de este precioso artículo, en la calle Alfonso, en el portal de la Consejera, con un calor insoportable. Lleva más de 3 meses allí. Eso es predicar (escribir) y dar trigo (comprometerse). Gracias, profesor.