+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sedimentos

Parque Goya

 

Parque Goya -

Carmen Bandrés Carmen Bandrés
08/12/2017

Resulta fascinante observar cómo los vecinos de un barrio de la ciudad, cualquiera que sea, se unen y movilizan en pro del interés común, porfiando por conseguir mejoras en su entorno dentro del más puro ejercicio democrático, pues todas voces cuentan.

Hace años tuve ocasión de admirar y comprender a las mujeres del Picarral, en la margen izquierda de la ciudad de Zaragoza, merced a su actividad cultural y a su certamen literario; obtuve uno de sus galardones y formé parte del jurado que lo otorgó al año siguiente.

Me sorprendió el empuje y la capacidad de trabajo y sacrificio de que hacían gala aquellas mujeres, apenas sin medios ni respaldo. Desde entonces, otras muchas se han sucedido al frente de la asociación vecinal, pero ha persistido su coraje y el deseo de realizar un buen trabajo.

Hoy, no muy lejos del Picarral, he participado en una iniciativa de la Asociación de Vecinos Parque Goya, el proyecto «Escribiendo en la calle», para el cual se solicitó la colaboración de la Asociación Aragonesa de Escritores, siempre dispuesta a prestar su apoyo en iniciativa de fomento de la lectura y de apoyo a los autores aragoenses. Contemplo con orgullo mi contribución, plasmada en la Plaza de la Tauromaquia, y no dejo de pensar en el brío con que el barrio despierta a la cultura y se acerca a la literatura y a la poesía.

Quizá hoy pueda parecer que, aunque persistan trabas y dificultades de financiación, el camino sea más fácil que antaño, cuando cualquier iniciativa había de superar una complicada carrera de obstáculos; sin embargo, las barreras siguen siendo de tal índole que solo el entusiasmo y unidad vecinal pueden con ellas.

Esa es la energía que desprende Parque Goya y que conducirá muy pronto a la realidad del nuevo centro cívico, demandado desde hace tiempo al ayuntamiento. Parque Goya es hoy un barrio joven pletórico de vida en el Norte de Zaragoza. Un espacio vigoroso y concienciado que entiende que la calidad de vida es un concepto amplio y en evolución permanente, donde la cultura es algo más que una intención testimonial. Lo va a seguir demostrando, con su capacidad de movilización y con la sensibilidad de sus vecinos y vecinas.

*Escritora