+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

La última conspiración rusa contra la Casa Blanca

 

Juan Bolea Juan Bolea
07/12/2017

La lectura de Conspiración de Luke Harding (Debate) viene a refrendar las numerosas sospechas acumuladas en el último año a propósito de esa supuesta injerencia o conjura (o no tan supuesta) de la Rusia de Vladimir Putin en los Estados Unidos de Donald Trump. La reciente declaración de Flynn, uno de los ex-asesores de Trump, admitiendo haber realizado gestiones de aproximación a la diplomacia y a la inteligencia rusa acusan directamente al actual presidente, que no tiene nada fácil zafarse de esas graves sospechas.

Harding, redactor de el periódico británico The Guardian, ha investigado a fondo, y hasta donde ha podido, las conexiones entre ambos políticos.

Comenzando por los vínculos financieros de la familia Trump con los negocios rusos, tanto los llevados a cabo por oligarcas privados como los derivados por las políticas energéticas, de fusión o de liberación, emanadas del Kremlin. Continuando por el hecho evidente de que algunos de los principales colaboradores de la campaña o el gobierno de Trump, como Paul Manacor, Page o Flynn, han sido buenos conocedores de la realidad política y económica de un país que desde hace mucho tiempo parece fascinar a Donald Trump tanto como la belleza de sus mujeres, hacia las que el presidente, antes de serlo, destinó tantos piropos como al propio Putin. Harding se hace eco de la bastante extendida creencia de que existen vídeos sexuales de Trump grabados durante supuestas citas con prostitutas. Con alguna o alguna de ellas habría compartido una supuesta orgía en la suite del Ritz-Carlton donde se alojaron los Obama durante su estancia en Moscú. El odio de Trump a su predecesor en el cargo le habría llevado a mancillar el lecho donde reposaron Barak y Michelle con perversas prácticas eróticas.

¿Verdad, Mentira? ¿O todo lo contrario, como tan a menudo suele expresarse el propio Putin cuando desea dejar en el aire alguna duda referente a sus enemigos o aliados, entre los cuales no siempre es fácil distinguir.

Un clima de guerra fría vuelve a congelar las relaciones entre las dos superpotencias, compleja e incómoda relación que puede tener consecuencias para el resto de los bloques, para utilizar asimismo un término procedente de aquellos años setenta y ochenta que parecían olvidados. pero que vuelven con su dosis de intriga.

   
1 Comentario
01

Por José S.1 15:28 - 07.12.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La revista británica «Tribune» de corte democrático y socialista --apoyando normalmente al Partido Laborista--, fundada en 1937, en la actualidad se publica quincenalmente en Londres; su director, desde 2004, es Chris McLaughlin. El 19 de octubre de 1945 George Orwell publicaba en «Tribune» su artículo titulado «You and the Atomic Bomb» [«Usted y la bomba atómica»]. Fue George Orwell quien en este magnífico trabajo --la obra de George Orwell, dicho sea de paso, es, en mi opinión, de lectura imprescindible para los jóvenes periodistas de cualquier ideología-- acuñó la famosa expresión «guerra fría». Una expresión que en las décadas de 1960 y 1970, como bien observa el señor Juan Bolea, adquirió el significado que ya le dio la visón premonitoria del autor de «1984» [«Nineteen Nightly-Four», en su título original], publicado 8 de junio de 1949 y cuya base argumentativa tanto recuerda a «Usted y la bomba atómica». He leído y releído varias veces este artículo y parece que fue escrito no ayer, sino hoy. Para ir al grano, entre otras muy interesantes observaciones cuenta Orwell que: «La teoría de James Burnham se ha tratado mucho, pero poca gente ha recapacitado acerca de sus implicaciones ideológicas --esto es, la clase de cosmovisión, de creencias y de una estructura social que probablemente prevalecería en un estado [país] que sería inconquistable y estaría a la vez en un permanente estado de 'guerra fría' con sus vecinos». Para los que gustan leer en inglés, he aquí el enlace de «You and the Atomic Bomb» en su publicación original http://orwell.ru/library/articles/ABomb/english/e_abomb Como siempre, me ha gustado la revista literaria que nos brinda el señor Bolea, hoy de «Conspiración», la crónica-denuncia del 'guardianista' Luke Harding sobre los tejemanejes que se ha llevado, ¿lleva?, Donald Trump con la Rusia de Vladimir Putin. Un sugerentísimo artículo, gracias.