+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Guía para cambiar el titular de la luz

Descubre cuándo debes cambiar la titularidad del contrato de electricidad y cómo hacerlo de una forma rápida y sencilla

 

Guía para cambiar el titular de la luz - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
17/04/2018

Cambiar la titularidad de la luz puede ser necesario en determinadas ocasiones, por ejemplo, en una mudanza. Si quieres saber como cambiar el titular de la luz, te mostramos a continuación una pequeña guía, donde encontrarás todo lo que necesitas para hacerlo y todos los pasos del proceso que debes seguir.

 ¿Cuándo es necesario cambiar el titular de la luz?
Existen diferentes ocasiones en la que es necesario cambiar la titularidad en el contrato de electricidad. Pero para cambiarla, debe cumplirse antes con algunos requisitos. En concreto, el suministro eléctrico debe estar en estado de alta antes de comenzar con el proceso y no deben haber facturas de electricidad impagadas por parte del anterior titular.

Uno de los casos más frecuentes en los que se debe realizar un cambio de titular es ante la compra o el alquiler de una vivienda. En este caso, será el arrendatario o el anterior dueño de la casa el encargado de cambiar el nombre en el contrato.

También se debe efectuar un cambio ante el fallecimiento del titular. En esta ocasión, los familiares o las personas más allegadas realizarán el cambio, aunque también pueden optar por dar de baja el suministro eléctrico.

Un divorcio o separación también puede ser la causa del cambio de titularidad de la luz. En este caso, será la persona que se quede con la vivienda en cuestión, la que se debe encargar de realizar el cambio. En definitiva, se debe cambiar el titular de la luz, por lo general, en los casos en los que se produzca un cambio de los habitantes de la vivienda.

Razones por las que se debe cambiar el titular de la luz
El cambio de nombre en el suministro es importante por diversos motivos, principalmente, porque con el cambio de titularidad lo que modificarás es la persona que asume la responsabilidad del suministro eléctrico.

El cambio de nombre implicará que la persona que figuraba anteriormente ya no es la responsable, y pasa a serlo el nuevo propietario de la vivienda o inquilino. De esta forma, será él el que asume las obligaciones que supone el contrato.

Aparte de las obligaciones que implica figurar como titular en el contrato de la luz, este también tiene algunos derechos. Por ejemplo, puede cambiar de compañía de luz, puede cambiar la potencia que tiene contratada, cambiar el tipo de tarifa contratada, etc.

¿Cómo se realiza el cambio de titular de la luz?
El proceso para realizar el cambio de titularidad en el contrato de la luz no tiene demasiadas complicaciones. Por lo general, es un trámite que se puede realizar de forma muy sencilla y rápida. Después de realizar el proceso, el cambio tardará en efectuarse entre 15 y 20 días.

En primer lugar, lo que debes hacer para comenzar con el cambio, es llamar a la compañía eléctrica con la que tienes el contrato, e informar de tu intención de realizar el cambio de titular. Después, debes encontrar los documentos que se soliciten y comprobar cuando llegue una nueva factura que todo se ha realizado adecuadamente y que no hay ningún error en los datos.

Documentos necesarios para realizar el cambio de titular
Para poder realizar el cambio de titularidad de la luz correctamente, es necesario disponer de una serie de documentos y de datos. Lo mejor es recopilar toda esta información y documentos antes de contactar con la compañía eléctrica, de forma que el cambio se pueda hacer lo más rápido posible.

La información del titular anterior es importante, ya que se solicitarán algunos datos identificativos, como su nombre completo y su documento nacional de identidad.

También se solicitan los datos del nuevo titular. En concreto, se pedirán el nombre y los apellidos, el número de DNI, un número de teléfono y correo electrónico y el número de cuenta bancaria, donde se domiciliarán los nuevos recibos de la luz.

Hay que tener en cuenta que el proceso para llevar a cabo el cambio de titularidad puede tardar de 15 a 20 días, por lo que es posible que la primera factura todavía sea cargada en la cuenta del anterior titular, en el caso de que el periodo de facturación aún no se haya cerrado.

Por otro lado, se solicitarán datos sobre el suministro eléctrico, como la potencia eléctrica que se tiene contratada o el código universal del punto de suministro o CUPS. Todos estos datos aparecen en cualquier recibo de la luz, por lo que es conveniente tenerlo a mano a la hora de realizar la llamada para efectuar el cambio. De este modo, se agilizará mucho el proceso.

Por último, será necesario indicar la dirección de la vivienda, el código postal y la localidad y la provincia en la que se sitúa.