Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Aquel recuerdo mágico

La Peña Zaragocista 10 de mayo nació como homenaje a la Recopa, pero la realidad actual del conjunto aragonés es muy distinta y señala como principal causa a la deficiente confección de la plantilla

a. bobed
19/05/2017

 

Ocho días hace que el Celta de Vigo perdió la oportunidad de alcanzar la final de la Europa League en Old Trafford. No es fácil llegar lejos en las competiciones continentales y, un día antes de la eliminación gallega, era 10 de mayo, esa fecha tan mágica para los zaragocistas. Jesús Sancho, su hermano Eduardo y Fernando Solanas estuvieron en el Parque de los Príncipes viendo cómo reinaba el Real Zaragoza. En recuerdo de tiempos mejores, la peña tuvo claro en el 2006 cuál sería el nombre de la misma al crearla: Peña Zaragocista 10 de mayo.

Su fundación coincidió en el tiempo con la llegada de Agapito Iglesias y, con él, comenzó la caída del Real Zaragoza hasta el pozo actual. «La culpa es de los políticos por poner a Agapito», dice Eduardo Sancho, secretario de la peña. Acercándonos más en el tiempo, el problema es que «cuando bajamos a Segunda División no hicimos una base contando con la cantera y con varios fichajes buenos, como ha hecho el Girona». Fernando Solanas, socio número 250 del Real Zaragoza en la actualidad, añade que es el mismo modelo de éxito de la Real Sociedad o del Celta de Vigo.

Juliá y la salvación

Gran parte de los problemas de esta temporada para los peñistas vienen de la confección de la plantilla por parte de Narcís Juliá y los tres coinciden en señalar que fue una decepción. Además, Jesús Sancho, el presidente de una peña que cuenta con 172 socios entre los que se incluyen todos los integrantes del equipo de la Recopa a modo honorífico, recuerda que «el primer año que resucitamos, Martín González hizo una plantilla impresionante en quince días y estuvimos a siete minutos de volver a Primera División». Su hermano Eduardo recurre al dinero y, sobre ello, afirma que «sin él, no se puede hacer un equipo bueno. Antes todo el mundo quería venir al Zaragoza y ahora nadie». Por ello, sentencia, «la Fundación 2032 ha hecho mucho económicamente por el Zaragoza, pero deportivamente se está equivocando».

Aún así, los tres se muestran optimistas con las opciones de salvación. Solanas apunta que «hay que ganar un partido y sacar algún punto más para cerrarla», mientras que Jesús cree que «los de abajo no van a ganar todos los partidos y hay muchos enfrentamientos directos».

Más picardía

Los integrantes de la peña reclaman, como César Láinez, que el conjunto aragonés tenga más picardía para cerrar los partidos. «Tras el gol del Cádiz, José Mari ya estaba en el suelo y eso es lo hay que hacer», afirma Jesús.

Además, también se muestran críticos con la zaga porque, como dice Eduardo, «un ascenso se cimenta en casa y con pocos goles en contra y no se puede permitir esta sangría de goles». Por último, Solanas no ve normal que «en el segundo tiempo se nos acabe la gasolina como se nos acaba en todos los partidos».

De todos modos, ya puede estar el Real Zaragoza en Primera o en Tercera División, que pase lo que pase, el 10 de mayo, aquel día mágico, siempre estará en el recuerdo y en el palmarés.

Galería de fotos
  • Deportivo Aragón-Calanorra

Destacamos