+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El fichaje más deseado

El Real Zaragoza hizo oficial ayer la cesión de Marc Gual por una temporada con opción a otra más

 

Marc Gual, ayer, en el reconocimento médico - REAL ZARAGOZA

Luis Fando
10/08/2018

Uno de los culebrones de este verano quemó ayer su último episodio. Marc Gual llegó ayer a Zaragoza durante el mediodía y, por la noche, el club aragonés hizo oficial su fichaje. El ariete catalán jugará cedido por una temporada en el club blanquillo con opción a prolongar esta vinculación por una temporada más. El futbolista se entrenará hoy por la mañana con sus nuevos compañeros y será presentado a las 12.30 en La Romareda. De este modo, Imanol Idiakez contará con un punta que incremente el nivel del ataque, a la espera de que llegue un segundo punta.

Pasadas las 12.30 horas llegó a la capital de Aragón un AVE procedente de Madrid. De este se bajó Marc Gual, que abandonó rápidamente la Estación Delicias junto al director deportivo zaragocista Lalo Arantegui. Se trató de su primera toma de contacto con la ciudad del Ebro en la antesala a un fichaje que terminó por rubricarse tras solucionarse unos trámites burocráticos.

Desde que Marc Gual conoció el interés zaragocista por hacerse con sus servicios vio con muy buenos ojos esta posibilidad. Por su mente rondaba la temporada salvaje que Borja Iglesias realizó el curso pasado. Un gancho demasiado tentador para otro atacante de prometedor futuro, que también goza de excelentes condiciones para poder despuntar a corto plazo. Se trata de una apuesta personal de Lalo Arantegui, preocupado desde el mes de marzo por incorporar al catalán. Un nuevo ejemplo de la política de fichajes sugestivos y de hambre voraz puesta en práctica por la parcela deportiva.

El equipo que comanda Imanol Idiakez ha achacado la falta de una figura ofensiva pura durante los partidos preparatorios. Ese futbolista encargado de portar a sus espaldas la pesada —a veces exasperante— carga de ser la referencia en ataque. Su influencia en el juego se presume inmediata. Se trata de un futbolista de altura —mide cerca de 1,85 metros—, una condición que no le impide emplearse con movilidad y agilidad, un falso lento que traza excelentes desmarques al espacio y que ofrece una provechosa capacidad para saber ubicarse en el área. Además de su posicionamiento, Gual es un punta determinante y resolutivo. Lo que necesita el Real Zaragoza.

Esperanzas en Gual / La dirección deportiva zaragocista ha depositado muchas esperanzas sobre Marc Gual. Creen que se trata de un jugador capaz de explotar durante este curso y aportar al Real Zaragoza una nutrida cantidad de goles. Sus antecedentes en la Liga de plata no son fabulosos, hay que ir más allá de lo que marcan los números para descifrar a un atacante prometedor. Su momento más álgido fue la segunda vuelta que protagonizó en las filas del Sevilla Atlético en el curso 2016-17, después de que llegase procedente del Espanyol B. Marcó 14 goles en 24 partidos, dejando a su paso encuentros fabulosos, como su hat-trick al Valladolid, o un doblete ante el Cádiz que catapultó su nombre hacia las secretarías técnicas de algunos clubs de Primera. Su progresión durante la pasada campaña no se ajustó a lo estimado, es más, estuvo muy por debajo de su nivel. Anotó tan solo un tanto en 24 partidos en un contexto negro, demasiado negativo para que prolifere cualquier talento. Cifras que buscará disparar en Zaragoza después de que se haya resuelto favorablemente una operación que parecía interminable.