+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Natxo, bajo mínimos

El técnico suma uno de los peores promedios en sus últimas 13 campañas en los banquillos H Sus dos peores años se asemejan al actual en Zaragoza

 

Bajón 8 Natxo González, durante una sesión de entrenamiento. - JAIME GALINDO

LUIS FANDO
27/12/2017

La trayectoria de Natxo González configura una nítida línea ascendente a tenor de sus resultados. Ha pisado casi todos los peldaños del fútbol español, fluyendo bajo una progresión escalonada. Su recorrido por el balompié ha estado ligado al éxito, todo bajo sus respectivos contextos deportivos. A lo largo de los últimos trece años en los banquillos, Natxo ha cumplido con las expectativas marcadas en sus diferentes equipos, situándose con frecuencia en las primeras posiciones o superando las expectativas. En Zaragoza el nivel está yendo por debajo de lo previsto, con unos números que se asemejan a sus dos peores cursos como técnico.

Después de ascender al filial del Alavés a Segunda B, y un año como director deportivo del Reus, tomó las riendas del conjunto rojinegro durante tres campañas, logrando catapultar al club hacia la categoría de bronce. Durante aquella experiencia se produjo uno de sus peores precedentes en los banquillos. Fue en el curso 2005-06 donde el Reus alcanzó los 22 puntos en los primeros veinte partidos de Segunda B. El equipo del Baix Camp logró cinco triunfos, siete empates y ocho derrotas, solo un punto menos que el actual Real Zaragoza en el mismo compás de tiempo. En aquella temporada, el Reus terminó descendiendo a Tercera, aunque la directiva abogó por seguir confiando en la figura de Natxo para seguir comandando el proyecto.

El caché de Natxo González creció tras cuatro años en el Sant Andreu, donde se quedó a las puertas de conducir a los catalanes hacia la Segunda. Su trabajo en el conjunto del Narcís Sala le sirvió para tomar las riendas del primer equipo del Alavés, al que devolvió a la segunda categoría del fútbol español.

Esa temporada de retorno no fue del todo agraciada para Natxo González, ya que fue destituido en la jornada 16. El equipo vitoriano estaba sumergido en la vigésima posición, incrustado de lleno en la vorágine del descenso y con apenas dieciséis puntos. Aquella dinámica pobre hizo que el consejo de administración vitoriano decidiera cesar a Natxo. Los números que le costaron el puesto no distaban mucho de los que llevaba el Zaragoza en la jornada 16 de Liga; los aragoneses solo sumaban tres puntos más (19) con respecto a aquel Deportivo Alavés que dirigía González.

Los últimos trece años del técnico vasco han estado ligados al éxito, con sus equipos copando con regularidad las primeras posiciones durante el primer tramo de sus respectivos campeonatos. Y es que Natxo González está por debajo de sus propias estadísticas históricas; con unos números en el Zaragoza que se asemejan a los que cosechó en Reus, en el año del descenso a Tercera y en el Alavés, de donde fue cesado.

   
1 Comentario
01

Por Franjo 16:45 - 27.12.2017

Y aquí Sosoman Lapetra, por mediación de Burbuja Arantegui, mantiene a Impavido González en el puesto de entrenador, sin jugar a nada, sin un esquema claro y sin una mejora en los resultados, más bien al contrario. Pues nada, como decía OBK tu sigue así... Y el año que viene a comprar el Ebro para refundar el Zaragoza, al menos que no subasten lis títulos. Ya pasó con el antiguo Cai de baloncesto y ahora pasará con el fútbol. Viva aragón lleno de mandrildismo y barceloasquismo.