+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Piropos entre Borja Iglesias y Marc Gual

 

Marc Gual en su presentación con el Real Zaragoza. - JAIME GALINDO

EL PERIÓDICO
10/08/2018

Más fotos

Presentación de Marc Gual.

Ver galería completa

Presentación de Marc Gual.

Ver galería completa

Presentación de Marc Gual.

Ver galería completa

Uno de los jugadores más estimados por la afición zaragocista en los últimos años, Borja Iglesias, no ha tardado en desear lo mejor a Marc Gual, quien ocupará su puesto y gran parte de la responsabilidad atacante del conjunto aragonés. El futbolista del Espanyol, la gran figura de La Romareda la anterior temporada junto a Cristian Álvarez, ha expresado en las redes, un terreno donde también maniobra con acierto y sutileza, que desea lo mejor a su 'heredero'. Habla de las "condiciones excepcionales" del catalán y le desea mucha suerte en su nueva aventura en una estadio que el punta gallego califica como "nuestra".

Gual, agradecido por estas palabras, no ha tardado en recacionar y ha contestado al espanyolista, diciéndole que confía en estar a su altura. "Espero parecerme un poquito a ti en La Romareda", ha contestado el goleador, quien ayer se comprometió con el Real Zargaoza por una temporada y otra opcional.

   
2 Comentarios
02

Por tln 19:23 - 10.08.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es zaragocista y algún día volverá con el RZ en primera.Imaginaos la confluencia en el RZ de la última etapa de Ander,con un Soro maduro y el retorno de Borja.En fin soñar es gratis y a veces se cumple.

01

Por DanielG 15:03 - 10.08.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Que gran persona es Borja!! La verdad que ha dejado huella en el corazón del zaragocismo