+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PEDERASTIA

Detenida una mujer alemana por vender a su hijo de 9 años para ser violado

Hay un español entre los cinco abusadores identificados y detenidos, con quienes la madre de la víctima contactaba por internet

 

Hay un español entre los cinco abusadores identificados y detenidos - / FABIAN BIMMER

EL PERIÓDICO
11/01/2018

La policía alemana informó hoy en Friburgo (Baden-Württemberg) de la detención de una madre acusada de haber vendido en internet, reiteradamente y durante dos años, a su hijo de 9 años para ser violado y otros abusos sexuales.

La operación policial, que comenzó en septiembre, terminó con la detención de la mujer, de 47 años, y su compañero sentimental, de 37 años, así como con el arresto de cuatro varones, entre ellos un español de 32 años, que fue arrestado en España y se encuentra ya en Alemania en prisión preventiva.

Esos cuatro hombres tienen entre 32 y 49 años, distintas nacionalidades y fueron arrestados en tres países.

Los seis están acusados de haber infringido "graves abusos sexuales" sobre el menor, según una portavoz de la policía del "Land" de Baden-Württemberg.

Según la Oficina de Investigación Criminal (LKA) de este estado federado, se trata del "caso más grave de abusos sexuales que han abordado los investigadores hasta la fecha en Baden-Württemberg".

La policía, que abrió la investigación a raíz de un aviso anónimo el pasado otoño, arrestó apenas cinco días después a la pareja, que desde el pasado septiembre está en prisión preventiva.

A continuación se dedicó a buscar a otros agresores y detener al resto de sospechosos con la colaboración de fuerzas de seguridad extranjeras.

La víctima se encuentra desde el pasado otoño bajo la protección de los servicios sociales, indicó la policía.

De acuerdo con la investigación en curso, tanto la madre como su compañero, quien tenía antecedentes por delitos similares, abusaron sexualmente del niño, además de ofrecerlo a otros hombres para ser violado.

La situación de "martirio", según la investigación, se prolongó desde 2015 hasta el otoño del año pasado y las violaciones se materializaron tanto en Friburgo como en otros lugares donde se concertaban los encuentros.

Uno de los hombres detenidos, del norte de Alemania, viajó al menos en una ocasión hasta Karlsruhe, en el sur, para la cita y en el momento de la detención llevaba diversos instrumentos para atar al niño y presuntamente cometer fantasías homicidas pederastas.