+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

"HEROÍNA" EN MÉXICO

Una maestra de México canta a sus alumnos durante un tiroteo para que no tengan miedo

La profesora Rocío Romero finge un simulacro para conseguir que los 35 escolares de entre 7 y 8 años se tiren al suelo sin entrar en pánico

 

La actuación de la profesora de Sonora (México) se ha vuelto viral en las redes - YOUTUBE

EL PERIÓDICO
18/01/2018

En su país natal la han calificado de "heroína", e incluso ha recibido premios a su labor educativa. Rocío Romero, una maestra de primaria de México, está en boca de todos tras difundirse un vídeo en el que aparece cantando canciones infantiles para tranquilizar a sus alumnos ante el tiroteo que ha ocurrido a tan solo 100 metros del edificio.

Los hechos han ocurrido el mediodía del pasado día 12 en el norteño estado de Sonora. Un repentino tiroteo entre cárteles de la droga ha obligado a la maestra a pedir a sus 35 alumnos de segundo de primaria (de entre 7 y 8 años) que se tiraran cuerpo a tierra y cantaran, haciendo creer a los pequeños que han estado participando en un simulacro.

"¡Pecho a tierra!"
"Tienen que cantar pecho a tierra, no pasa nada. Abajo, acostaditos todos", ha pedido la profesora a sus alumnos, que han empezado a cantar canciones en español e inglés con el ruido de las balas de fondo. En el vídeo se ve cómo los alumnos liberan la tensión, e incluso algunos empiezan a semiincorporarse del suelo, lo que provoca que la docente les tenga que pedir que se agachen por miedo a que les alcance una bala perdida.

"Usted dijo que no era [un tiroteo de verdad]", le espeta un niño en un momento dado. "En los simulacros tenemos que hacer todo al pie de la letra", le responde la maestra, que finalmente consigue controlar la situación y evitar que los menores tengan miedo. 

Según ha declarado posteriormente, Romero ha decidido filmar el momento y enviar la grabación a los padres de la familia para que vieran que los niños estaban a salvo.