+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MANIFESTACIÓN DE UN COLECTIVO VULNERABLE

Metro y medio de vida

Los ciclistas inician una campaña para presionar de cara a las elecciones generales Las protestas se intensificarán en octubre

 

CARLOS MÁRQUEZ DANIEL
01/06/2015

Las carreteras secundarias de España se llenan todos los fines de semana de ciclistas. Peñas deportivas de toda la vida, de todas las edades, que se enfundan el maillot para engullir kilómetros y, en el mejor de los casos, terminar degustando un aperitivo en el bar de siempre. Luego está la desdicha de como muchos conductores no conocen, o lo que es peor, hacen caso omiso de las normas de circulación y no dejan ese sagrado metro y medio de distancia cuando rebasan a una bici. Una caída a según qué velocidad, un impacto con según qué elemento, puede costar una vida. O varias. Por eso, y por muchos detalles más, como el reglamento específico para la bici que el Gobierno tiene pendiente desde hace años, centenares de ciclistas imploraron ayer por sus derechos.

El objetivo de semejante movilización no era otro que el de presionar a los partidos políticos de cara a las elecciones generales del próximo noviembre. No les bastan las buenas intenciones. Quieren una legislación mucho más clara, que se dé a conocer, que imponga sanciones más duras. Porque si no, puede suceder que las cifras de mortalidad en el pedaleo mantengan esa escalofriante cifra de un ciclista muerto cada cinco días.

Si algo tiene ganado esta oleada de ciclistas enfurecidos es que no hay fisuras ni siglas. Todos están en el mismo barco --se ha creado incluso una nueva hermandad para concentrar toda la ira nacional, la Asociación para la Defensa de un Ciclismo Seguro (Adecis)-- y los remos miran y se mueven en la misma dirección. En octubre, a las puertas de la campaña electoral, pondrán la guinda con movilizaciones en las grandes ciudades.

Como sucede con buena parte de la legislación española, las leyes que atañen a la bici son desconocidas por un amplio espectro de los conductores. Al margen de ese metro y medio de distancia que hay que dejar tanto en carreteras como en núcleo urbano, el colectivo recuerda que el código de seguridad vial les permite circular en paralelo --muchos son los automovilistas que les afean con el claxon esa actitud-- y que en las rotondas hay que dar prioridad a todo el pelotón de bicicletas (se les considera una unidad) a pesar de que ya se esté dentro de la circunferencia y la lógica diga lo contrario.

Adecis incluye en su página web http://adecis2015.blogspot.com.es un manifiesto que resume a la perfección el grito de la bici en España. Reclaman "cambios legislativos, la creación y ejecución de un plan nacional de la bicicleta y la aplicación estricta del reglamento". O lo que es lo mismo: normas que les doten de mayor seguridad, un acuerdo de Estado para que la bici sea tenida en cuenta en materia de circulación y mayor vigilancia e implicación de los cuerpos de seguridad. Para todo ello, invitan a los ciclistas de todo el país a usar la etiqueta #1MetroyMedio, que irá resonando por las redes sociales hasta las elecciones.