+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«No solo Netflix se va a llevar todo el dinero»

 

Juan Pablo Escobar, hijo del conocido narcotraficante, en la presentación de su documental, que emite DMax. - EFE / FRAN DEL OLMO

JUAN CARLOS ROSADO
05/03/2018

DMax estrena hoy Escobar al descubierto (22.30 horas), documental en el que el hijo y la viuda del narcotraficante más famoso de la historia muestran sus rincones más íntimos y desconocidos con la ayuda de imágenes y vídeos inéditos. Juan Pablo Escobar explica este trabajo, del que es narrador y coproductor.

–¿Cómo surgió la idea?

–Sentía la necesidad de hacer un documental para que la gente no olvide que esto no es una ficción y que no se parece en nada a lo que muchos están viendo en las series. Por eso no fue tan difícil convencerme después de la experiencia de mi primer documental y mis dos libros.

–¿Qué diferencias hay entre este y su primer documental?

–Aquel estuvo enfocado exclusivamente a la búsqueda del perdón y la reconciliación con las víctimas de mi padre. En este abarcamos otros puntos de vista y entrevistamos a personas enemistadas con mi padre, que lo persiguieron y lo quisieron matar. Se trata de entender el personaje en toda su dimensión y acabar con la especulación que ha habido sobre su vida y su muerte.

–¿Le invitó Netflix a participar en la serie ‘Narcos’?

–No. Me ofrecí a colaborar pero me dijeron que sabían la historia mejor que yo. Entonces esperé a verla.

–¿Y qué le parece lo que ha visto en la serie?

–Es un versión muy hollywoodiense de quién era Pablo Escobar. Durante años, hemos visto en las películas que EEUU parece que ganó la guerra de Vietnam, cuando no fue así. Era importante remarcar los errores de esa serie –he contabilizado hasta 28– para que los que quedaban fascinados con su contenido entendieran que había una realidad detrás muy distinta de la que se ve en Narcos.

–¿Pero no es bueno para la familia que empatizara tanta gente con el personaje?

–Estoy muy agradecido a Netflix porque nos ha ayudado a vender muchos libros. La realidad es que nosotros nunca vimos a Pablo Escobar con los ojos que lo ve Netflix. Si bien tenemos respeto y amor por la figura del padre, ese amor no nos ha cegado frente a la gran violencia que causó. Esta historia hay que contarla con un gran sentido de la responsabilidad porque puedes dañar a muchos o incitar a la violencia. Contarla bien para que no se repita. Yo les digo a los jóvenes en mis conferencias que si ven Narcos sepan que esa es la versión de Pablo Escobar. Una versión muy hollywoodense.

–Explíquese…

–No he visto en Narcos una escena que yo viví en la vida real con mi padre. Estaba muriéndome de hambre y solo teníamos cuatro millones de dólares en efectivo. Cuando tú le muestras a los jóvenes que Pablo Escobar es un bandido que cada vez se esconde en mansiones más bonitas, no estás mostrando una vida de sufrimiento ni que él lo estaba pasando mal. En Netflix los muestran escondidos en grandes mansiones con piscinas espectaculares y mujeres bonitas pero la realidad era otra cosa: cuanto más rico era mi padre, más pobremente tenía que vivir.

–Se queja de que Pablo Escobar se ha convertido en una franquicia pero lo acusan de haberse subido al carro con sus libros y documentales.

–Y tienen razón. Al ser hijo de Pablo Escobar creo que tengo un poquito más de derecho que Netflix a hacer dinero con él. Es un derecho legal al que no tengo por qué renunciar. Creo que lo he hecho de una forma responsable porque conozco otras maneras de enriquecerme más rápido adulando y glorificando a mi padre, como hace Netflix mejor que yo. Al dedicarme a lo contrario vendo menos. Pero tengo que vivir. Soy arquitecto pero la gente prefiere contratar a otro que no sea hijo de Pablo Escobar para evitarse problemas.