Valiente diferencia

El senado zaragocista valora el 4-3-3 y la presión alta de Idiakez, al que se ve más atrevido que a Natxo


JULIÁN RUS

IGNACIO MARTÍN

La teoría del rombo fue la que predominó la pasada temporada en el Real Zaragoza. Con tal figura geométrica esbozada en hombres, el equipo alcanzó sus mejores momentos, expuesto, eso sí, a un desgaste exagerado de los centrocampistas, casi todos esos que no pudieron empezar la temporada siguiente, esta. Imanol Idiakez comprobó poco después de llegar quién faltaba y por qué, pero las ausencias estivales le obligaron a mantener el compromiso anterior. Una vez recuperados algunos y llegados otros, el técnico vasco ha dibujado un 4-3-3 de presión, bien alto también en defensa y punzante arriba. Salió bien la media prueba ante Las Palmas, perfecta la completa ante el Oviedo, donde no hubo disimulos simétricos y marcó las distancias con su predecesor en el cargo. El senado zaragocista consultado ayer confirmó la impresión general: el Zaragoza de Idiakez es más valiente y ambicioso que el de Natxo González.

«Parecía que el rombo tenía que ser sí o sí, pero en Oviedo ya no se vio. Creo que Idiakez se ha dado cuenta de que es mejor el 4-3-3 y tengo la sensación de que todo lo van a marcar los tres hombres de arriba. Además de la presión que hacen en la salida, tienen hambre. Se ha visto que es mucho más ambicioso», dice Andoni Cedrún, que precisa: «Hay una presión alta de todo el equipo, ahoga al contrario, y eso quiere decir que la línea defensiva también está muy adelantada. Tampoco se soba el balón tanto como con Natxo, la pelota corre más porque los tres de arriba te dan opciones», explica el guardameta, que entiene que la plantilla es mejor y que, además, «hay recambios».

Por ese punto precisamente empieza su análisis Manolo Villanova. «Ha mejorado la plantilla y el equipo ha crecido. Al partido de Oviedo le puedes añadir los adjetivos que quieras. No jugó bien solo un rato o una parte, fue todo el partido, siempre buscando la puerta contraria. Se vio que el Zaragoza es ahora más equipo. Defienden todos y atacan casi todos. Hemos cambiado de que gire el ataque en torno a un delantero a la polivalencia de tres atacantes. A Álvaro se le nota lo buen futbolista que es, Pombo sigue creciendo y aún mejorará, y Gual es un peleón que siempre anda buscando opciones».

El exentrenador también juzga a Idiakez como un entrenador más osado que el anterior: «Le gusta sacar el balón jugado e ir al ataque en cuanto puede. La diferencia es que es más valiente, más ofensivo. Idiakez juega con tres arriba y eso hoy en día no es común. Además, los laterales llegan, los centrocampistas también… Respecto al año pasado, la plantilla es mejor en cuanto a número y calidad y el entrenador tiene las ideas más claras».

Va de porteros. El tercero es Eugenio Vitaller, entusiasmado con la imagen que ofreció el Zaragoza el pasado sábado. «Veo al equipo muy bien trabajado tácticamente. Presiona arriba y defiende con balón. James me parece una pasada y arriba hay dinamita, me encantan los tres jugadores. Va a ir a más porque tiene más punch, más acierto. Álvaro es muy bueno y está más hecho como futbolista que Borja cuando llegó. La diferencia está en el sistema, el 4-3-3, y en la presión. Quiere el balón y no se repliega. El año pasado enseguida nos echábamos atrás cuando nos poníamos por delante en el marcador. Ahora el equipo es más valiente».

Por último, Xavi Aguado cree que cuando ha tenido a los dos delanteros y a Pombo, se ha dado cuenta del potencial que tenía y ha liquidado el rombo. «Ha visto que con los tres futbolistas de ataque hay mucho nivel y muchas posibilidades porque son delanteros que intercambian mucho sus posiciones. A Idiakez se le ve ambicioso y estoy convencido de que también meterá a Eguaras en el equipo en cuanto esté en condiciones».

Outbrain