El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, aseguró ayer en Huesca que los reveses judiciales de la Audiencia Nacional y la Audiencia de Madrid contra la construcción del embalse de Santaliestra revelan la "incapacidad" del ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, para ejecutar el trasvase del Ebro. Iglesias realizó estas afirmaciones durante el transcurso de un acto público del PSOE altoaragonés, celebrado en la capital oscense con motivo de la constitución del nuevo comité provincial del partido y la puesta en marcha de dos comisiones encargadas del diseño de la campaña para las elecciones municipales del próximo año y de la confección de las listas de candidatos. Según el responsable político aragonés, la decisión hecha pública el viernes por la Audiencia de Madrid es "una nueva demostración de la falta de capacidad del Ministerio de Medio Ambiente para realizar obras hidráulicas". El presidente aragonés señaló que el único aspecto positivo para Aragón de la resolución judicial es que pone en evidencia la "incapacidad" del ministro Matas y cuestiona la viabilidad del Plan Hidrológico Nacional. LLAMAMIENTO A FOMENTO En declaraciones a los medios, Iglesias urgió al Ministerio de Fomento a desbloquear las obras de infraestructura de comunicación que acumulan retrasos en su ejecución a fin de mejorar la situación estratégica de la comunidad aragonesa. El dirigente socialista valoró el compromiso del ministro de Fomento, Francisco Alvarez Cascos, con la puesta en marcha de la alta velocidad ferroviaria en Aragón, pero se mostró preocupado por el retraso acumulado en la apertura del túnel del Somport. "Hace falta desbloquear proyectos clave y es necesario que obras como el Somport empiecen a funcionar ya que cambiará la posición estratégica de Huesca", reclamó el presidente aragonés. Consideró "razonable" la reivindicación del alcalde de Huesca, Fernando Elboj, de una doble vía para el tramo ferroviario entre la capital oscense y Tardienta en lugar de la vía mixta prevista por Fomento para los 22 kilómetros de recorrido entre ambas poblaciones. El responsable de los socialistas aragonesas valoró, sin embargo, la extensión de la línea alta velocidad a Huesca al entender que permitirá modificar la tradicional situación de "aislamiento" de la ciudad por ferrocarril. En relación al encuentro mantenido ayer por la militancia socialista altoaragonesa, Iglesias insistió en la necesidad de "mantener unido" al partido para facilitar la estabilidad en el Gobierno aragonés y recalcó que "para que un gobierno funcione, es necesario que el partido funcione, y en Huesca funciona". Garantizar una gestión correcta de las transferencias asumidas, mantener la posición contraria de Aragón frente al Plan Hidrológico Nacional y dotar de "peso específico" a la comunidad aragonesa fueron cuestiones de la gestión de Gobierno destacadas por Iglesias.