El Comité Científico No Militar de la OTAN (CCMS) se reúne hoy y mañana en Zaragoza para sentar las bases sobre un estudio piloto en el que se estudiarán las consecuencias de los movimientos migratorios en las grandes ciudades en materia de seguridad y del medio ambiente.

El Comité sobre los Cambios de la Sociedad Moderna, dependiente del CCMS, está dirigido por el doctor Enrique Gastón, profesor de Sociología y coordinador del equipo de Estudios Sociales de la Universidad de Zaragoza.

Los investigadores, procedentes de 16 países, mantendrán encuentros en el palacio de la antigua Capitanía General de Aragón. La investigación se centrará en lo que podría suceder entre los años 2040 y 2050, fechas en las que se calcula que la población mundial habrá alcanzado los 13.200 millones de habitantes, el doble que en la actualidad.

El estudio parte de la hipótesis de que, a partir del 2015 y en un mundo sin guerras, se iniciará una nueva oleada migratoria que desplazará a 1.100 millones de personas desde las zonas rurales hacia las grandes áreas urbanas. La aparición de megaciudades podría derivar, según los presupuestos del trabajo, en situaciones sociales conflictivas y en un grave riesgo para el equilibrio medioambiental.

El objetivo del estudio piloto es plantear propuestas para que las futuras sociedades estén mejor preparadas para mitigar los problemas personales y sociales que generarán las migraciones masivas.

La metodología del trabajo incluye la realización de encuestas sobre las expectativas de futuro de los adolescentes en distintos países. En Zaragoza, los autores del estudio piloto determinarán los criterios que se seguirán en el estudio.

A las sesiones organizadas en la antigua sede de Capitanía asisten, entre otros, el doctor Satzewhich, presidente de la Asociación Canadiense de Sociología y Antropología; el doctor Kraft, investigador alemán sobre Cambio Social; la doctora Nargis Asodova, rectora de la Open State University de Azerbaiyán; el doctor Helgi Gunnlaugson, director del Departamento de Sociología de la Universidad de Islandia, y el doctor Antonio Scaglia, decano de la Facultad de Sociología de la Universidad de Trento (Italia).