La Guardia Civil de Utebo tardó menos de media hora en detener al presunto autor de un atraco cometido el pasado día 24 en una peluquería de la localidad, cuando un delincuente que ocultaba parte de su rostro y empuñaba una navaja intimidó al propietario del local y a los clientes para apoderarse de la recaudación.

Pese a los intentos de ocultar la cara, todas las personas que estaban en el establecimiento identificaron al autor del atraco como Carlos L. M., quien reside en un piso a 200 metros de distancia de la peluquería y cuenta con antecedentes delictivos.

Los agentes arrestaron al sospechoso poco después, cuando regresaba a su domicilio en compañía de su esposa. Aunque el detenido confesó la autoría del robo, señaló que en ningún momento había llegado a abrir la navaja.