Huesca El riesgo de aludes persiste en la provincia de Huesca por encima de los 1.400 metros de altitud (lo que se denomina riesgo de grado 5). La situación de peligro no varió a lo largo de toda la jornada de ayer. Debido al importante riesgo, que afecta especialmente a la zona del Pirineo, el Centro Territorial de Aragón, La Rioja y Navarra del Instituto Nacional de Meteorología emitió ayer un comunicado recomendando que para un adecuado seguimiento de la situación de alerta es imprescindible la colaboración ciudadana, por lo que pidieron que se transmita cualquier información de interés a este servicio. E. P.