Una joven de 24 años murió ayer y otra de 26 resultó herida grave al ser embestidas cuando paseaban por la travesía de la carretera N-240 a su paso por la localidad de Monzón (Huesca) por un turismo que salió despedido tras chocar contra una furgoneta. Según informó la subdelegación del Gobierno en Huesca, el turismo implicado en el suceso, matrícula HU-3428-O, chocó previamente contra la parte trasera de una furgoneta y salió despedido hacia la parte de la calzada donde se encontraban las dos jóvenes.

A consecuencia del brutal impacto recibido falleció Sandra F.C. y sufrió heridas graves María Luz C.S., ambas vecinas de la capital montisonense, mientras que los conductores de los vehículos siniestrados resultaron ilesos. La fallecida fue trasladada al depósito municipal de cadáveres de Monzón y la joven herida al Hospital Comarcal de Barbastro, donde al cierre de esta edición continuaba en estado grave, aunque no se temía por su vida.

La nacional N-240 es una de las carreteras señaladas en los mapas de tráfico como más peligrosas en Aragón, aunque no precisamente en ese tramo de Monzón en el que ayer se produjo el trágico accidente. Es a la altura de Angües, en la variante a Barbastro, donde las estadísticas ofrecen datos muy preocupantes. El año pasado murieron en las carreteras oscenses un total de 66 personas. Además hubo 1.058 heridos.