Los medios de comunicación iniciarán hoy los viajes promocionales del AVE Madrid-Lérida por una línea de alta velocidad aún en mantillas. El empeño del Ministerio de Fomento de inaugurar ya la obra obligará a los maquinistas a circular sin estar operativo el puesto de mando y control --ubicado en la antigua estación de Delicias--, sin que funcionen los sistemas de control y seguridad definitivos y sin que ni siquiera hayan acabado las obras de los enclavamientos, que estarán lógicamente bloqueados. La preocupación es evidente entre los técnicos de la sociedad estatal del AVE (GIF) tras los numerosos fallos de tensión eléctrica registrados ayer en las pruebas efectuadas por varios trenes AVE Alsthom y Talgo.

Fuentes del GIF, de las empresas adjudicatarias y de la propia Renfe recalcaron a EL PERIODICO DE ARAGON que los trenes, AVE Alsthom de Sevilla y Talgo, sólo podrán utilizar una de las dos vías, que se controlará por el rudimentario sistema del teléfono que se empleaba en el siglo XIX. De esta forma, los convoyes se moverán en un sistema cerrado, con garantías de seguridad, pero como si se tratara de un circuito. Los operarios deberán seguir trabajando al mismo tiempo, puesto que Fomento prevé iniciar la explotación a mediados de marzo.

Estas mismas fuentes señalaron que las "prisas" ministeriales han obligado incluso a desmontar el andamiaje instalado en el soterramiento, junto al túnel de Goya, sin que se haya ejecutado la obra prevista --la construcción de unas dovelas de hormigón--. La razón apuntada es que entorpecía la circulación.

El malestar y preocupación de los técnicos por la "improvisación" se acrecentó en la tarde de ayer. Durante las pruebas efectuadas a lo largo de la jornada con varios AVE de Sevilla y Talgo Altaria hubo varios fallos de tensión eléctrica, especialmente en el tramo Zaragoza-Lérida, que se sucedieron a los registrados el día anterior en los mismos ensayos.

QUEJA FORMAL Además, las adjudicatarias de los sistemas de señalización y control, Ansaldo Signal y Cobra, han hecho llegar una misiva al Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) en la que recuerdan que los doce enclavamientos --los mecanismos que unen los aparatos de vía con las señales-- están sin entregar y en la que advierten que no son responsables. No obstante, estos sistemas que permiten desviar los trenes entre vías para realizar adelantamientos, apartarlos a vías secundarias y ordenar salidas y entradas en las estaciones, entre otras funciones, están bloqueados.

Las citadas fuentes apuntaron que sólo uno de los doce enclavamientos --el de Medinaceli-- está acabado pero no entregado al GIF.

El viaje de los 250 periodistas acreditados, que partirán en dos convoyes de Madrid y Lérida que se encontrarán en la estación de Zaragoza, será vigilado por los 14 controladores del AVE. Pero en vez de estar en el puesto de mando de Delicias --está aún por terminar todo su entramado informático-- estarán repartidos por la línea. Y como los enclavamientos y los sistemas de seguridad no funcionan --entre ellos, el de detección de objetos en vía o el de humo en los túneles--, los profesionales darán cuenta por teléfono del paso del tren y de cualquier hipotética incidencia. Y dispondrán de apoyo adicional.

El GIF también ha elaborado para las dos semanas de viajes promocionales una "consigna transitoria" destinada a los maquinistas, en la que se fijan las normas de circulación provisionales por la vía de alta velocidad Madrid-Lérida.