El proyecto inicial de la tarjeta Zaragoza contempla un carnet gratuito, personal, inteligente e innovador. Los zaragozanos podrán obtenerla gratuitamente mientras que los visitantes tendrán que depositar una fianza aproximada de dos euros. Además, llevará registrados todos los datos personales del titular que estén relacionados con el ayuntamiento. El carnet permitirá pagar el autobús urbano con sólo acercar la tarjeta a un lector, acceder a las piscinas municipales o al teatro, pagar impuestos, conectarse en los puntos de Internet distribuidos por la ciudad y realizar funciones bancarias. La intención de la concejalía de Ciencia y Tecnología es ampliar la oferta.