Un total de seis heridos de los 15 registrados en el accidente de un autobús en la autovía de Logroño el lunes continuaban ayer hospitalizados en tres centros sanitarios de Zaragoza: dos en el Clínico, uno en el Servet y tres en la MAZ. Su pronóstico es estable, dentro de la gravedad, segun indicaron fuentes sanitarias. En el Miguel Servet permanecía ayer un hombre de 40 años, que fue intervenido de una fractura en un hueso de la cara. En el Clínico se hallaban ingresadas dos mujeres, una con fracturas costales y traumatismo craneoencefálico y otra con aplastamiento vertebral.

Mientras tanto, las cuatro personas que eran atendidas en la Sala de Observación de Urgencias de dicho centro fueron dadas de alta entre el lunes por la tarde y ayer por la mañana, salvo una mujer que fue trasladada a la clínica Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ), donde se encuentran hospitalizados otros dos heridos: el conductor, que sufre fractura de dos costillas y un joven de 31 años, operado de una fractura de clavícula.