Un hombre perdió la vida ayer en el zaragozano barrio de Montañana al ser atropellado por un turismo. La conductora, según el reconocimiento médico al que fue sometida, podría haber sufrido una bajada de azúcar que le hizo perder el control del vehículo. El accidente se produjo a las tres y cuarto de la tarde en el kilómetro 6,000 de la A-123 (Santa Isabel-Zuera), a la altura de Montañana, cuando el turismo Citroën C-3, matrícula 8950-CKL, conducido por Isabel C. A., de 55 años, arrolló al peatón Benito M. S., de 55 años, que falleció como consecuencia de las graves lesiones sufridas.

Tras arrollar al peatón el vehículo cayó a una acequia que discurre junto a la carretera. El atropello se produjo en un tramo recto a nivel con buena visibilidad, arcén practicable, firme seco y limpio.

Por otra parte, a las dos menos cuarto de la tarde tuvo lugar un aparatoso accidente entre dos turismos en el punto kilométrico 520,600 de la A-23, en el término municipal de Zuera. El siniestro se produjo al chocar lateralmente, salirse de la vía y dar varias vueltas de campana los vehículos matrícula Z-5825-AJ y 5258-BBV. Tanto los conductores como los ocupantes únicamente sufrieron lesiones leves.