Una de las citas más importantes para los niños llegará a las seis y media de la tarde de hoy en el parque Delicias. Allí, junto al lago, la compañía Teatro Arbolé representará un clásico de los cuentos populares, Blancanieves.

Este grupo de títeres es un habitual en las fiestas del barrio. "Nos gusta pasarnos por esta cita, porque se vive un ambiente festivo muy especial, muy cercano y arraigado. De hecho, solemos participar siempre que el calendario de trabajo, que es muy apretado en estas fechas, nos lo permite", afirma su productor, Fernando Villarrocha.

El espectáculo que representan es una versión muy especial del relato de los hermanos Grimm, ya que son botes e instrumentos de limpieza convertidos en títeres y utilizados como herramienta de representación. "Aunque manteniendo la esencia del cuento", afirma Villarrocha. Según ha advertido el productor con el paso de los años, los niños se entretienen mucho con los títeres y, aunque sea una historia que ya conocen, les gusta acercarse y participar, porque reconocen las partes del cuento que conocen.

"En definitiva, los títeres son una forma mejor de contar cuentos que la televisión o el cine. Walt Disney ha hecho mucho daño a relatos como el de Blancanieves", asegura sonriendo el productor.

Desde esta compañía zaragozana, están encantados con que sean los niños sus espectadores más habituales. "Mantienen esa mirada limpia y objetiva sobre lo que ven representado, y además son el público más sincero, porque si no les gusta se van", dice. El productor del grupo les traslada una invitación muy especial: "En cada obra, hay un proceso educativo, empezando por la moraleja".