El consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, inauguró ayer las obras del camino Cantavieja-Tronchón, en las que el Gobierno de Aragón ha invertido dos millones de euros y que permite reducir a la mitad la distancia por carretera entre los dos municipios, que era de 35 kilómetros. Este camino está incluido en la primera fase del Plan de Obras y Mejoras Territoriales del Ejecutivo autonómico. El consejero presidió la inauguración de esta vía aprovechando su viaje a la zona para abrir la Feria de Cantavieja, que se celebra este fin de semana.

Las obras, que han sido realizadas por la empresa pública Tragsa, están calificadas como de interés general y están sufragadas íntegramente por el Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón. La mejora de las comunicaciones es especialmente importante para las masías, ya que permite una mejora significativa tanto en su calidad de vida, como en la viabilidad económica de sus explotaciones agropecuarias, informan desde el Gobierno de Aragón.

Por otra parte, la DGA también está ejecutando obras en el camino Cantavieja-Mirambel-La Cuba, con un presupuesto de 1,4 millones de euros. El camino tiene una longitud total de 16 kilómetros, frente a los 24 que tiene la actual carretera.