La adaptación de las carreras al modelo europeo ayudará a evitar el abandono de los estudios superiores, que alcanza el 30% en España. Las titulaciones se englobarán en cinco ramas: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingeniería y Arquitectura. Cada familia tendrá un primer año común, para facilitar el cambio de carrera a los alumnos que perfieran elegir otra opción en segundo.