El proyecto de presupuestos de la DGA para el 2007 incluye una previsión de ingresos de 312 millones de euros en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. De cumplirse --lo habitual en los últimos años es que se vea rebasado--, sería consecuencia de una facturación de 4.457 millones de euros, si bien de esta cifra sería necesario descontar la parte --reducida-- correspondiente a los gravámenes sobre las transmisiones de vehículos usados y sobre las operaciones societarias.

De hecho, las previsiones de los expertos apuntan a que el sector aragonés de la construcción sea uno de los que mayor crecimiento registren en su actividad en toda España el año que viene. Un reciente informe de la compañía de seguros Crédito y Caución señala que el sector de la construcción crecerá este año entre un 4% y un 5,5%, lo que supone, no obstante, una ligera reducción en relación con el aumento del año pasado, que alcanzó el 6%. Una de las comunidades en las que el documento prevé una mayor aceleración es Aragón, junto con Extremadura, Galicia y Castilla-La Mancha.

El mismo informe prevé un aumento de entre el 5,5% y el 6% para la construcción residencial y atribuye a la comunidad aragonesa "crecimientos significativos" en este campo. El año pasado, en Aragón se compraron 23.100 viviendas, de las que 4.700 fueron unifamiliares independientes y casi 3.000 adosados. Por tanto, la mayoría de los aragoneses optaron por pisos convencionales, denominados multifamiliares: unos 15.500.