La noche de ayer estuvo marcada por el vandalismo en la capital aragonesa. Cinco jóvenes, cuatro de ellos menores, fueron detenidos en la madrugada en dos intervenciones policiales efectuadas en Zaragoza como presuntos autores de sendos delitos de daños intencionados por causar diversos destrozos en casi 40 coches estacionados en la vía pública.

Según informó la Policía Local, el primer caso tuvo lugar en el paseo Ruiseñores sobre la 1.30 horas, donde fueron arrestados tres menores de 16 años por cometer daños en 19 vehículos, tales como rotura de espejos retrovisores, así como de cristales y abolladuras en la chapa, llegando incluso a arrancar un árbol pequeño del lugar.

Por otra parte, sobre las 5.20 horas, en el paseo de Rosales (zona Centro), dos jóvenes de 18 y 17 años fueron arrestados tras ser observados por un policía fuera de servicio mientras arrancaban los espejos retrovisores del lado derecho de 18 vehículos.

Ambas intervenciones fueron desarrolladas por una patrulla de la Policía Local, perteneciente a la Unidad de Protección Ciudadana, que trasladó a los implicados a dependencias de la Inspección Central de Guardia. Además, la Policía Local informó también de que en la pasada madrugada se registraron varios incendios de contenedores de basuras en Torrero.

Por otra parte, en la noche de ayer se produjeron también dos accidentes, ninguno de los cuales revistió gravedad. El primero, hacia las 00.30 horas, tuvo lugar cuando una moto ocupada por una pareja de 23 años perdió el control y cayó al suelo en Delicias. Ya a las 6.50 horas, un joven, que resultó herido leve, impactó con un bus urbano en San José.