El Ayuntamiento de Calatayud ha insistido en la necesidad de que la Consejería de Cultura del Gobierno aragonés asuma la ejecución del plan director de la Colegiata de Santa María, fijando un calendario con las fases de obra, actuaciones a realizar y plazos. Desde el equipo municipal de gobierno se ha subrayado la necesidad de "no dilatar más en el tiempo" la ejecución de un plan que se redactó por encargo del Ejecutivo aragonés durante la presidencia de Santiago Lanzuela, y cuando Vicente Bielza se ocupaba del Departamento de Cultura.

Aunque a lo largo de los diez últimos años se han llevado a cabo diversas intervenciones, indican desde el ayuntamiento, la de mayor envergadura la restauración del claustro mudéjar, "se decidió en aquel momento establecer un plan director para evitar que se actuara de forma puntual y sin una programación concreta en un edificio que requiere de una rehabilitación general".

Según consta en el Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón de fecha 25 de noviembre de 1999, el entonces consejero de Cultura, Javier Callizo, ya con la coalición de gobierno PSOE-PAR, afirmó que se encontraba a la espera de recibir ese plan director, "que en ese momento aún estaba redactándose", recuerdan.

"Han transcurrido casi 7 años desde aquellas declaraciones y el plan director sigue sin ejecutarse, sin contar con plazos, fases y compromisos presupuestarios para acometerlo en su integridad", denuncian desde el consistorio.