Chunta Aragonesista apoyará en el Congreso el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para el 2007 al comprobar la predisposición del Gobierno a mejorar la dotación económica para Aragón tras el encuentro que mantuvieron ayer el diputado nacional de la formación, José Antonio Labordeta, con el vicepresidente segundo del Gobierno y responsable de asuntos económicos, Pedro Solbes.

Labordeta resaltó los excelentes resultados de la entrevista, que duró unos cincuenta minutos y en la que se obtuvieron mejores resultados de lo previsto inicialmente, puesto que logró arrancar considerables compromisos de mejora para aumentar la dotación asignada para Aragón, entre ellos la ampliación del Plan Especial de Teruel del 2008 al 2012, por lo que la provincia aragonesa recibirá fondos por más tiempo.

Solbes reconoció "la barbaridad" que suponía que Teruel no estuviera incluida entre las regiones Objetivo 1 de la Unión Europea, y se comprometió a tenerlo en cuenta a la hora de estudiar las inversiones para esta comunidad. Asimismo, según le confesó a Labordeta, durante su época como comisario europeo, Solbes tuvo interés en que Bruselas reconociera las peculiaridades de la provincia. Algunas provincias con mejores índices de desarrollo, sí fueron incluidas, como la vecina Valencia.

Por este motivo, el propio ministro planteó al diputado aragonés la posibilidad de que el Gobierno estudie, ante la "saturación de empresas" en Valencia, incentivos para que algunas compañías se trasladen de la comunidad levantina a Teruel. Esta insinuación sin embargo no pasa de ser una mera hipótesis que luego en la realidad sería difícil de aplicar.

Fuentes nacionalistas resaltaron que de conseguirse todo lo hablado ayer, el Gobierno habría hecho un esfuerzo por Aragón mayor que en otras legislaturas, ya que el aumento de inversiones en la comunidad sería razonablemente bueno.

Además de los compromisos para Teruel, el Gobierno intentará adelantar a 2007 la conclusión de obras que debían finalizarse un año después, como la modernización de la línea ferroviaria Zaragoza-Canfranc, según señaló Labordeta. Dicho adelanto, apuntó, apenas supondrá un incremento de 500.000 euros sobre lo presupuestado para estas infraestructuras, y permitirá pensar en proyectos futuros para los presupuestos de 2008. La intención es que obras como el desdoblamiento de la A-2 Fraga-Alfajarín o la Mallén-Figueruelas, se aceleren. Para ello, es clave adelantar los estudios informativos, para que las máquinas puedan empezar a trabajar en menos de dos años.