José Antonio Labordeta y el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, el zaragozano Carlos Ocaña, intentarán mantener una comida de trabajo después del Pilar para concretar las dotaciones presupuestarias destinadas a Aragón y la forma de plasmarlas en lo que será el texto definitivo de la ley, que se aprobará, si no surge algún imprevisto en las negociaciones del Gobierno, en el último pleno del año. CHA también ha reivindicado partidas económicas para políticas sociales.