La sociedad pública Expoagua ha sacado a concurso la urbanización y el ajardinamiento del parque del agua por 48 millones de euros, que se vendrá a sumar a los trabajos ya ejecutados de canalizaciones de agua y de plantaciones de centenares de árboles en el soto de ribera. La licitación, dividida en cinco paquetes, incluye la construcción de dos plazas, dos aparcamientos, una área comercial y el núcleo del sistema hidráulico previsto en el meandro de Ranillas para crear una red de lagunas.

Algunas de estas actuaciones no podrán ejecutarse hasta la primavera dada la acumulación de obras. De hecho, el aparcamiento previsto junto a la plaza sur del parque deberá esperar hasta abril porque los terrenos estarán ocupados hasta entonces por las plantas de hormigonado.

Las mayores inversiones se centrarán en la urbanización del meandro, dividido en dos proyectos (zona sur y norte). La más cercana al recinto de la Expo asciende a algo más de 18 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de casi diez meses. En este capítulo se incluyen pavimentos, equipamientos lúdicos y la gran plaza diseñada junto a la Torre del Agua. "Será la principal área de estar del parque gracias a sus 32.000 metros cuadrados y contará con fachada a una de las lagunas", apuntaron fuentes de Expoagua.

La urbanización norte ronda los 15 millones de euros y tiene un plazo de un año, por lo que no estará listo hasta principios del 2008. Este apartado engloba la finalización de instalaciones e infraestructuras del bulevar de la avenida Ranillas, un párking y la denominada plaza del agua, de cinco hectáreas de superficie.

Otro de los paquetes de obras se centra en el sistema hidráulico, que bombeará y depurará agua de forma natural desde el norte del meandro y la conducirá hasta las cinco lagunas interiores. Para ello, se levantará un edificio de bombeo en la cabecera del canal, valorado en 3,8 millones y tiene un plazo de ejecución de siete meses.

Expoagua ha sacado a concurso igualmente el gran acueducto del parque del agua, de 600 metros de longitud y que discurrirá elevado a cuatro metros casi en paralelo a la Ronda del Rabal. Tendrá adosado un paseo peatonal de cuatro metros de anchura.

Esta infraestructura requerirá casi nueves meses de obras y sale a concurso junto con la zona comercial de Ranillas por 18 millones de euros. Los responsables de Expoagua aclararon a este diario que no se levantará un híper en la confluencia de la Ronda del Rabal y la avenida de Ranillas, sino una área de tiendas de unos 2.000 metros cuadrados. Los comercios estarán cubiertos por una zona peatonal para salvar el desnivel existente, aunque tendrá aberturas a modo de patio inglés y contará también con vegetación.

PLAZOS MUY AJUSTADOS La última de las licitaciones se centra exclusivamente en la vegetación del parque, que comenzará a finales de año y se alargará hasta mediados de marzo del 2008, tres meses antes de la apertura de la Expo. También incluye su mantenimiento hasta mediados del 2009. La contratista, que cobrará un máximo de 7,1 millones de euros, deberá asumir la plantación de decenas de miles de árboles, arbustos y plantas a lo largo y ancho de las 121 hectáreas de superficie del parque. Uno de los tres lotes se centra exclusivamente en las decenas de palmeras planificadas en el corazón del meandro de Ranillas (en los jardines temáticos y en el bosque habitado).